Abren proceso de responsabilidad fiscal por fase III de Transmilenio

El posible detrimento patrimonial puede alcanzar los $198.000 millones.

El contralor delegado para la Infraestructura Nelson Izaciga indicó que el organismo de control de las finanzas públicas trata de establecer sobre un posible detrimento patrimonial que se pudo haber presentado en la cesión del contrato del grupo cuatro de la fase III de Transmilenio de las obras que se ejecutan en la calle 26 en Bogotá.

Izaciga indicó que el proceso de responsabilidad fiscal involucra a la empresa Transvial que recibió el contrato y a los funcionarios distritales involucrados en la cesión del contrato.

El posible detrimento patrimonial en la cesión del contrato puede alcanzar una cifra cercana a los 198.000 millones de pesos.

Igualmente, la Contraloría investiga algunas irregularidades en los sistemas de transporte masivo de Cartagena, Bucaramanga y Medellín.

El grupo cuatro va desde la carrera 19 con calle 26 hasta la transversal 76 con calle 26. A comienzos de 2010, la Administración Distrital comenzó el proceso de cesión del contrato debido a que Transvial, del grupo Nule, no había cumplido con los avances de la obra.

El 15 de febrero de 2010, el alcalde Samuel Moreno anunció que el grupo cuatro quedaba en manos de Conalvías, contratista que también tiene a su cargo el grupo cinco que va desde la transversal 76 con calle 26 hasta la carrera 94 con calle 26.
 

Temas relacionados