Acercamientos con la Fiscalía

Los cinco detenidos por el “carrusel” de la salud estarán en prisión mientras avanza el proceso en su contra.

Un juez de garantías dictó medida de aseguramiento, para evitar que entorpezcan la investigación. La decisión se conoció ayer, luego de que el funcionario analizó las evidencias y los argumentos que dio la Fiscalía sobre la necesidad de la medida.

Los procesados son: Claudia Patricia Rojas Puerta, coordinadora de cobros y reclamaciones del Ministerio de Protección; Luis Andrés Ruiz Martínez, encargado de las bases de datos del Ministerio; Héctor Mauricio Durán Poveda, subgerente de cartera de la EPS Sánitas, y los particulares Édgar Isaías Medina Millán y John Carlos Lemus Rodríguez, quienes asesoraban a las EPS en los recobros.

A los procesados les imputaron concierto para delinquir, prevaricato por acción, peculado por apropiación, cohecho y enriquecimiento ilícito. Pese a que ninguno aceptó cargos, las evidencias del ente acusador parecen tan contundentes, que los procesados adelantan trámites para concretar una reunión con la Fiscalía, para un eventual preacuerdo y colaborar con la justicia.

“Han expresado su intención de hablar, pero no podría decir que es para un preacuerdo. Primero vamos a terminar lo de la imputación y luego analizaremos la solicitud”, dijo Juan Carlos Forero, Vicefiscal General.

Sigue pendiente la captura de otros 20 indiciados, que estarían involucrados en esta red de corrupción.