Adiós a la bacteria 'E. coli'

Países miembros de la Unión Europea señalaron que el brote ocasionado por la bacteria está bajo control.

Los países de la UE y el Ejecutivo comunitario afirmaron que el brote de “E. coli” está “bajo control” y apoyaron la revisión del sistema comunitario de alerta alimentaria, como reclamaba un grupo de países encabezado por España.

En el consejo informal de Sanidad, los ministros europeos del ramo dieron por superada la crisis sanitaria provocada por los brotes de la bacteria “E. coli” en Francia y Alemania, tras señalar como “causa probable” a las semillas de fenogreco procedentes de Egipto y ordenar su prohibición y retirada.

“La situación está totalmente bajo control” una vez que el origen de las infecciones se ha “conocido y neutralizado”, aseguró al término de la reunión de hoy la directora general de Sanidad y Consumo de la Comisión Europea (CE) , Paola Testori.
 
La experta comunitaria se refirió así a la retirada de todas las semillas importadas de Egipto entre 2009 y 2011 y a la prohibición temporal de la entrada de estos granos en el mercado único, medidas que fueron decididas por los veintisiete miembros de la UE y que entran en vigor con su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea.
 
En la reunión informal, los ministros también apoyaron “reforzar los mecanismos de respuesta” a las emergencias sanitarias para lograr “una verdadera reacción europea” ante brotes que puedan afectar a varios países, como fue el caso de la “E.coli”, dijo Testori en rueda de prensa.
“Está claro que esta emergencia nos ha hecho aprender lecciones, no porque el sistema no sea bueno, sino porque siempre se puede mejorar”, añadió la experta comunitaria.
 
En concreto, los ministros plantearon modificaciones para reforzar la detección temprana de posibles amenazas sanitarias y agilizar los intercambios de información, indicó la ministra polaca de Sanidad, Ewa Kopacz, quien presidió la reunión.
 
Para ello, la CE presentará una propuesta antes de finales de año que incluirá “muchos de los puntos concretos que reclamaba España”, a fin de evitar nuevas alarmas prematuras y sin suficiente base científica, según explicó el secretario general español de Sanidad, José Martínez Olmos,
 
 
 
Temas relacionados