Ahmad Zeidabadi, un tributo a la libertad

El periodista iraní está condenado a seis años de cárcel, acusado de conspiración contra el gobierno iraní de Mahmud Ahmadineyad.

Nacido en 1966 en Irán, Ahmad Zeidabadi fue detenido por primera vez en 2000. En aquel momento, su campaña en favor de los derechos civiles tuvo gran repercusión tras la publicación y amplia difusión de una carta abierta que escribió en prisión denunciando el trato que recibían los periodistas encarcelados. Menos de un año después de su liberación bajo fianza, ocurrida en marzo de 2011, fue encarcelado de nuevo y condenado a 23 meses de prisión. Además, se le prohibió participar durante cinco años en “todo tipo de actividad pública y social, incluyendo el periodismo”. En 2004 fue puesto en libertad, pero durante la campaña presidencial de 2005 volvió a tener problemas con el gobierno por publicar numerosos artículos pidiendo el boicot de la elección nacional.

Zeidabadi forma parte de las docenas de periodistas detenidos tras las elecciones de 2009. Junto con otros 40 periodistas y 100 destacados defensores del movimiento a favor de reformas en el país, fue acusado de conspirar para tratar de derrocar al gobierno mediante una “revolución blanda”. Fue sentenciado a seis años de cárcel seguidos de cinco años de exilio interior y se le prohibió ejercer su profesión de periodista de por vida. Al menos otros 26 periodistas continúan encarcelados.

Antiguo jefe de redacción del diario Azad y colaborador del diario de Teherán Hamshahri, del servicio de la BBC en lengua persa y del sitio web informativo en inglés y persa Rooz, Ahmad Zeidabadi es también miembro de la Asociación de Periodistas Iraníes y presidente electo de una de las mayores organizaciones de estudiantes de Irán, la Iranian Alumni Association. Es además profesor de ciencia política y ha dado conferencias en numerosas instituciones académicas.

Ahmad Zeidabadi cumple actualmente una pena de seis años de prisión tras las elecciones presidenciales iraníes de 2009. Al anunciar la decisión, la presidenta del jurado, Diana Senghor, dijo: “La elección final de Ahmad Zeidabadi rinde tributo a su coraje excepcional, su resistencia y su compromiso con la libertad de expresión, la democracia, los derechos humanos, la tolerancia y la humanidad. Además, mediante este premio se recompensa también a los numerosos periodistas iraníes que están actualmente en prisión”.

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, aprobó la decisión del jurado y pidió la liberación de Zeidabadi. “A lo largo de su carrera, Ahmad Zeidabadi ha defendido muy valientemente y sin descanso la libertad de prensa y la libertad de expresión, que es un derecho fundamental, pilar de todas las demás libertades civiles, un ingrediente clave de las sociedades tolerantes y abiertas y algo vital para el estado de derecho y los gobiernos democráticos. De cara a la próxima celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa y como reconocimiento a las preocupaciones expresadas por el jurado relativas a su salud y bienestar, pido a las autoridades iraníes que liberen a Ahmad Zeidabadi”.

En 2010, la Asociación Mundial de Diarios (AMD) concedió a Zeidabadi el prestigioso premio Pluma de Oro de la Libertad (Golden Pen of Freedom), que reconoce una acción excepcional, de palabra y de hecho, a la causa de la libertad de prensa. El Premio Unesco Guillermo Cano de Libertad de Prensa fue creado en 1997 por el Consejo Ejecutivo de la organización. Se entrega cada año el 3 de mayo, coincidiendo con la celebración del Día Mundial de la Libertad de Prensa. Recompensa el trabajo de un individuo u organización que defienda o promueva la libertad de expresión en cualquier lugar del mundo, en particular si ello pone en riesgo la vida de individuos. Los candidatos son propuestos por Estados miembros de la Unesco, así como por organizaciones regionales o internacionales que defienden y promueven la libertad de expresión.

Temas relacionados