Ahora... ¿parapolítica?

Su relación con los chanceros, denuncias por contratación y ahora parapolítica, son los señalamientos contra Mario Aristizábal Muñoz.

El gobernador de Caldas, Mario Aristizábal, no ha aclarado los señalamientos que rondan su administración y ahora suma un nuevo escándalo: posible apoyo de las Auc en su elección. El propio Ernesto Báez, excomandante político de las Auc, dijo el pasado martes en la Corte Suprema que “el actual gobernador de Caldas recibió apoyo electoral de los paramilitares”.

La declaración tomó por sorpresa al departamento cafetero, pues pese a que el desmovilizado lleva casi cinco años disparando acusaciones en Justicia y Paz, sólo hasta ahora que está ad portas de quedar excluido del proceso y de perder beneficios judiciales, lanza este señalamiento. Para algunos, un mensaje desesperado para insinuar que todavía tiene mucho que decir y por eso no dio detalles. Sólo dijo: “Todo cuanto tiene que ver con esta persona (Aristizábal Muñoz), que por primera vez menciono, lo daré a conocer, como es mi obligación, ante la justicia".

El mandatario caldense rechazó enérgicamente el señalamiento e indicó que nunca recibió apoyo de ningún grupo ilegal y, al igual que en todas las denuncias que lo involucran en hechos contrarios a la ley, dijo que dejaba en manos de la justicia la investigación.

Sin embargo, las declaraciones de Báez vienen respaldadas por un antecedente: los probados nexos de las Auc con el Partido Liberal de Caldas, que fue el movimiento que le dio el aval a Aristizábal Muñoz. La ratificación de la alianza política se consolidó para las elecciones al Congreso de 2006, cuando Báez hizo un pacto con Ferney Tapasco González, presidente del grupo político para la época, para lograr dos curules en la Cámara de Representantes. El primero ponía las armas y el segundo el respaldo político. No en vano hoy, de cinco candidatos que conformaron la lista, tres de ellos están condenados por parapolítica y uno esperando sentencia.

Cabe resaltar que la declaración de Báez también es un arma de doble filo para el propio paramilitar, ya que el principal motivo por el cual está a punto de salir de Justicia y Paz es precisamente su intervención en los comicios de 2006, por violar la condición de no intervenir en política después de su desmovilización. Y en caso de ser cierto lo que dice de Aristizábal Muñoz (electo en el 2007), implicaría que su intervención en la política caldense fue por más tiempo.

Total, el revuelo que generó Báez con su declaración es un nuevo golpe para la imagen de Aristizábal Muñoz. Desde que se posesionó como gobernador se ha visto involucrado en escándalos como el de rebajar a la empresa que explota el chance en Caldas las transferencias a la salud. Los accionistas mayoritarios de la empresa de juegos de suerte y azar fueron sus socios hasta un año antes de ser electo mandatario departamental.

De igual manera, a comienzos de 2010 fue señalado por uno de sus funcionarios de querer direccionar varios contratos de obra en el departamento y, recientemente, de otorgar supuestamente contratos, a través del Fondo Mixto de Caldas, a varias de las personas que financiaron su campaña, casos que están en investigación.

Aristizábal ganó la Gobernación con 156.685 votos, gran parte de ellos en municipios donde operó el frente Cacique Pipintá de las Auc, grupo armado de Ernesto Báez. Sin embargo, esto no quiere decir que el respaldo que obtuvo esté directamente relacionado con el grupo ilegal.

Aunque por algo similar en el Consejo de Estado cursó una demanda de nulidad de su elección, por la supuesta intimidación de grupos armados ilegales a los votantes en Caldas. Al final, los magistrados fallaron a favor del mandatario departamental, al considerar que no se probó tal intimidación.

El gobernador de Caldas cuenta actualmente con dos investigaciones penales, que adelantan fiscales delegados ante la Corte Suprema de Justicia; dos procesos en la Procuraduría General de la Nación y otro en la Contraloría General. Ahora estaría pendiente de la decisión que tomen los magistrados de la Corte Suprema frente a las declaraciones de Báez, quienes en caso de encontrar indicios de certeza tendrían que compulsar copias a la Fiscalía para que adelante la investigación.

Temas relacionados