Al Congreso, matrimonio gay

Hasta el 20 de julio de 2013 la Corte Constitucional le dio plazo al Poder Legislativo para que regule la unión entre parejas del mismo sexo. El alto tribunal admitió que existe un déficit de protección a esta comunidad en la materia.

En manos del Congreso de la República quedó la decisión de promover una reforma constitucional que haga posible un vínculo legal entre parejas del mismo sexo. En estos términos se pronunció ayer la Corte Constitucional en respuesta a una demanda interpuesta por varias organizaciones sociales y algunos ciudadanos, quienes cuestionaron la norma del Código Civil que limita la definición del matrimonio como la unión de un hombre y una mujer para vivir juntos, procrear y auxiliarse mutuamente.

Por decisión unánime, la Corte Constitucional concluyó que las parejas homosexuales sí pueden constituir una familia, pero debe ser el Congreso el que determine cómo se debe dar esta unión. Por lo pronto, el alto tribunal le dio dos años al Poder Legislativo para que cubra lo que denominó “un déficit en la protección de las parejas homosexuales”. Y dejó claro que si el 20 de julio de 2013 el Congreso no ha cumplido con su obligación, las parejas del mismo sexo pueden legalizar su vínculo ante notario, pues existe una clara discriminación en su contra.

Hace ocho meses la Corte Constitucional se había inhibido para emitir sentencia ante una demanda semejante, argumentando en aquella ocasión que se cometieron errores de forma en el documento presentado ante el alto tribunal. Ayer, después de una larga discusión en varias sesiones, la Corte Constitucional consideró que lo pertinente es que el Poder Legislativo sea el organismo que decida sobre el asunto, a través de una reforma a la Carta que amplíe el concepto de la diversidad y la familia.

La nueva demanda había sido interpuesta por las organizaciones Colombia Diversa y el Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad (DeJusticia), apoyados por varios ciudadanos, y en esencia pretendía eliminar del artículo 113 del Código Civil las expresiones “un hombre y una mujer” y “de procrear”, lo cual permitiría de hecho que dos personas del mismo sexo pudieran establecer una relación de pareja frente a la ley, con todos los beneficios y efectos civiles que esta decisión implica.

No era la primera vez que la Corte Constitucional se veía abocada a dictar sentencia frente a los derechos de la denominada comunidad LGBTI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgeneristas e Intersexuales). En 2007, también producto de una demanda de inconstitucionalidad, el alto tribunal reconoció sus derechos patrimoniales. Posteriormente, en 2009, dispuso la protección civil de las parejas del mismo sexo, al tiempo que reguló cuáles eran sus principales deberes sociales y sus posibilidades en materia de acceso a la justicia.

Ahora, el panorama para los que apoyaban la iniciativa no es tan claro. Sobre todo teniendo en cuenta que la batalla por los derechos de esta comunidad empezó en el Legislativo. Desde 1999 estas organizaciones presentaron proyectos de ley al Congreso para que legislara y regulara la unión libre y la tenencia de algunos derechos básicos para las parejas del mismo sexo, pero todos fracasaron. Ante el silencio y la inacción del Congreso, diseñaron una estrategia de litigio y fue allí cuando trasladaron esta pelea a la Corte Constitucional.

Ayer, tras conocerse la decisión del alto tribunal, un grupo de integrantes de la comunidad LGBTI, que se mantuvo frente al Palacio de Justicia, manifestó su descontento por la determinación y se dejaron oír voces, según las cuales la Corte una vez más se abstuvo de pronunciarse de fondo sobre este controvertido asunto. Durante la semana previa, voceros de las iglesias católica, ortodoxa griega, anglicana, metodista y evangélica se habían unido para pedirle a la Corte Constitucional que fallara en contra de la posibilidad del matrimonio entre personas del mismo sexo.
Reacciones

Juan Manuel Corzo
Partido Conservador, presidente del Senado
“La Constitución es clara al plantear que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, y no entre personas del mismo sexo. Si alguien se identifica con esa doctrina, que presente un acto legislativo que modifique la Constitución, pero el partido no la va a acompañar”.

Simón Gaviria
Partido Liberal, actual presidente de la Cámara de Representantes
“Será una discusión de mucha complejidad. Se respetarán tanto las minorías religiosas que tienen sentimientos muy fuertes en este tema, como las minorías sexuales. Y se respetará el último fallo de la misma Corte Constitucional, en el que les otorga derechos sociales a las parejas del mismo sexo”.

Germán Humberto Rincón Perfetti
Abogado
“El Congreso en seis oportunidades archivó los proyectos de ley en temas de homosexuales debido a problemas de contaminación religiosa. Por séptima vez se comenzará el trámite y no habrá decisión favorable, entonces entrará a regir al sentencia de la Corte”.

Rafael Pardo
Director del Partido Liberal
“La Iglesia es la Iglesia, pero las decisiones políticas y los derechos son temas que quienes estamos en política tenemos la obligación de abordar. Nosotros defendemos los derechos y es claro que las parejas del mismo sexo deben tener igualdad”.

 

últimas noticias