Amaranto Perea: "La presión la tiene Argentina"

El colombiano habla del juego de este miércoles ante la selección local. "Dos o tres jugadores tienen que estar encima de Messi", dice.

Los chicos hacen barullo a un costado de la cancha principal del club Unión. Corren detrás de la pelota vestidos de rojo y blanco, alentados por esos padres que le añoran un futuro de futbolistas y el incremento de sus cuentas bancarias. Aplaude Luis Amaranto Perea y enciende esa sonrisa blanca que se destaca sobre su rostro de ébano. Tiene devoción por los niños el marcador central del Atlético Madrid. Por eso en Curralao, su pueblo natal, entregó un centenar de productos de Adidas, la marca que lo patrocina, para los pibitos antioqueños. Por eso se detiene, antes del entreno de la selección, a contemplar a esos soñadores que todavía no cruzaron la barrera de la escuela primaria. Lo hace en la previa de una práctica que tiene como objetivo preparar el equipo para jugar este miércoles ante Argentina. Para dar el gran golpe, nada menos. Si la tricolor derrota o empata con el combinado albiceleste, comprometerá la clasificación de los guachos para la próxima ronda.

¿Se les pasó por la cabeza ante la gran posibilidad que están? Pueden dejar al borde del nocaut a la selección anfitriona. No es poca cosa.

Sería algo sublime, sin ningún tipo de dudas. Pero creo que más que preocuparnos por el rival, que es importante, tenemos que pensar en nuestro objetivo, que es sacar el mejor resultado posible para poder acceder a la siguiente fase. En ese sentido, estamos muy tranquilos porque la presión la tiene Argentina. Después del empate con Bolivia, no les queda otra que salir a ganarnos. Y eso puede ser un beneficio porque nos dará más espacios.

¿Era más que importante empezar ganando? Porque, a decir verdad, el equipo todavía deja bastante qué desear, ¿no?

El resultado es importante, más allá del juego, sí. Sumar era lo más trascendental. Más porque se trataba del debut. Este, además, es un campeonato en el que los partidos son cerrados. Costa Rica nos complicó. Entonces, cuando no se juega bien, hay que ganar. Y lo hicimos. Hay que estar tranquilos. Esperemos que ahora la motivación que tiene Colombia por jugar contra Argentina sirva para que aparezca nuestro mejor fútbol.

Jugando como lo hicieron ante Costa Rica, ¿es posible vencer a un rival tan duro como Argentina?

Lo importante es que venimos siendo fuertes en la zona defensiva. El equipo defiende bien. Pero nunca se sabe… Nosotros salimos a ganar todos los partidos, aunque con lo visto, tenemos que mejorar. No es fácil. Costa Rica se metió atrás y se hizo difícil. Contra Argentina puede ser que se dé un partido más abierto porque tiene la obligación de ganar sí o sí. Veremos. Insisto: respecto a lo defensivo, llegamos con un nivel alto.

Argentina no pudo ganarle a Bolivia. Brasil, tampoco a Venezuela. ¿Es un torneo difícil?

En la Copa América nadie te regala nada, ni un centímetro, todo es muy cerrado. Ante selecciones como Argentina tenés que tener un partido perfecto para poder sumar. Para ganarle a Argentina no sólo tienen que andar bien los once titulares, sino también los cambios. Hay que estar ciento por ciento concentrado. Claro, cada partido es una historia diferente.

Bueno, a Colombia también le costó vencer a Costa Rica…

Al final del primer tiempo, además de la situación que terminó en gol, generamos varias y en el segundo tiempo también, pero el arquero tuvo una muy buena actuación y los muchachos de Costa Rica supieron meterse atrás con diez hombres, y quitarnos espacios para poder generar más ocasiones de gol. Si nos costó es porque Costa Rica, en el primer tiempo, intentó jugar, pero en el segundo se dedicó a esperar y esperar y buscar algún contragolpe. Había poco espacio, nosotros nos equivocamos en trasladar el balón porque eran muchas las piernas de Costa Rica.

¿Cómo imagina el duelo ante Argentina?

Será un partido tenso, motivante para todo jugador. Hay que aprovechar la necesidad de Argentina. Será fuerte el que gane en el medio. El que se imponga en ese sector del campo de juego ganará el partido.

¿Cómo se hace para frenar a un jugador talentoso como Messi?

Dos o tres jugadores tienen que estar encima de él, no darle espacios. Messi es un excelente jugador. Pero no todos juegan de la misma manera en sus clubes. Y quizás esa sea una de las razones por la cual podamos pararlo.

Más allá de este partido y de lo que se viene, ¿cómo está el grupo? La pregunta tiene que ver con su rol de referente. ¿Los ve bien a los más chicos?

Creo que estamos muy bien, muy concentrados y metidos en lo que nos pide el Bolillo. Esta es una generación de jugadores para no desaprovechar. Y creo que, si seguimos haciendo las cosas de esta manera, vamos a llegar lejos. Para que no nos quedemos en el camino, tenemos que trabajar fuerte. Por eso nos vino bien estar tanto tiempo juntos en nuestro país y aquí, en Santa Fe, donde asentamos las bases.

Con 31 años y una vasta trayectoria que incluye clubes como Boca Juniors y Atlético de Madrid, Perea no es el capitán, pero sí una pieza fundamental de la selección. Dentro y fuera de la cancha, claro. Afianzado en los ‘colchoneros’ al punto de ser el futbolista extranjero con mayor cantidad de presencias en el cuadro rojiblanco, sabe lo que despierta Colombia de cara a esta Copa América. “Todos aquellos que integramos el equipo nacional conocemos la expectativa que genera en nuestro país. Tenemos un plantel con buenos jugadores que han rendido en sus clubes a nivel individual. Si logramos plasmar toda esa capacidad a lo colectivo, tendremos un gran equipo. La nuestra es una gran responsabilidad y no la vamos a dejar pasar”, dice Amaranto desde su metro ochenta.

¿Qué tiene que mejorar la selección para poder aspirar a algo más importante?

Estamos empezando a trabajar en este momento. De hecho, en el segundo tiempo del partido con Costa Rica, Gómez nos pidió que tuviéramos más tenencia del balón. Eso es fundamental para mantener los resultados. Poco a poco, empezaremos a tener más confianza. Por eso digo que tenemos grandes posibilidades de llegar lejos.

¿Les falta soltarse más?

Puede ser. Lo que sucede es que la mayoría jugó varios partidos en sus clubes y tuvieron pocos días de descanso. Hasta ahora estamos aflojando las piernas. Después de esta segunda fecha se verá mejor fútbol. No tengo ninguna duda.

¿Esperan ganar el grupo? ¿Le conviene a Colombia, teniendo en cuenta que si sale segundo seguirá en Santa Fe y si sale primero deberá viajar a Córdoba, con lo que el desgaste de un vuelo implica?

Siempre nos conviene ganar. Ser primeros o segundos, da igual. Lo importante es sumar la mayor cantidad de puntos posible para aspirar a grandes cosas en la vida y en el fútbol.

¿Se puede ganar la Copa?

No es fácil. Pero creo que Colombia está capacitada para hacer un gran torneo. Como le digo, hay que seguir por el mismo camino, no desesperarse y conseguir los resultados necesarios.