Antídoto contra la deserción universitaria

¿Cómo disminuir los niveles de deserción estudiantil? ¿Cómo lograr que más estudiantes se matriculen? Ante el panorama de la reforma a la Ley de Educación, que pretende abrir más fuentes de financiación para la educación superior y aumentar el número de matriculados, son preguntas mayores.

El Observatorio Nacional de Buenas Prácticas, que hace parte de Telescopi, presentó ayer en la Universidad del Norte, en Barranquilla, siete estrategias exitosas de la educación universitaria en Colombia. Entre ellas, la Universidad Cooperativa sede Neiva mostró que sus índices de deserción se redujeron, en 10 años, más de 30%.

Yency Paola Ávila, coordinadora del programa Enlace de esta universidad, cuenta que en 2007 una investigación dio cuenta de que el número de alumnos que abandonaban los estudios era muy alto. Entonces, en 2009 la universidad creó el programa Enlace, para asistir dicho problema. Los resultados, ahora, son visibles: el segundo semestre de 2010 tuvo un 12% de deserción. En 2000 esa cifra llegaba casi al 40%. Eso quiere decir que más de 700 estudiantes siguieron sus estudios.

¿Cómo lo hicieron?
Ávila dice que, a partir de un seguimiento del desempeño de cada estudiante, evaluaron los factores que los obligaban a dejar la universidad: falta de dinero, bajo rendimiento académico. Así, continúa Ávila, implementaron estrategias de acompañamiento y apoyo financiero, entre otras.

“El estudiante permanece —dice Ávila— porque le ofrecemos alternativas”. También las universidades Javeriana, Jorge Tadeo Lozano, de los Andes y de la Sabana, junto con el Politécnico Gran Colombiano y la Universidad Católica de Manizales, presentaron sus resultados en materia de cobertura y reducción de la deserción estudiantil.