Apoyo al movimiento 15-M sigue expandiéndose fuera de España

Tras las movilizaciones celebradas ya en los últimos días en algunas ciudades de Europa occidental, el viernes las protestas se extendieron además a Centroeuropa.

Las concentraciones en apoyo del movimiento ciudadano "Democracia real ya" se extendieron hoy, por segundo día consecutivo, fuera de las fronteras españolas, con movilizaciones en Praga, Budapest, Atenas o Rabat.

Tras las movilizaciones celebradas ya en los últimos días en algunas ciudades de Europa occidental, como París, Berlín o Lisboa, el viernes las protestas se extendieron además a Centroeuropa.

En Budapest, decenas de jóvenes "indignados" se reunieron ante la embajada de España para apoyar la protesta con carteles en los que se podían leer frases como: "¡Estamos hartos" o "¡No aguantamos más!".

"El sistema no funciona. Tenemos que cambiarlo por otro mejor que nos represente a todos", explicó uno de los participantes, que no quiso revelar su nombre.

Situaciones similares se vivieron en Praga, Varsovia y Viena, todo concentraciones convocadas a través de las redes sociales en apoyo al Movimiento 15-M.

"No es una concentración contra el Gobierno de España, no es contra un partido en concreto, sino contra el mal uso que los políticos están haciendo de la democracia", aseguró a Radio Praga Daniel Vázquez Touriño, uno de los organizadores de las manifestaciones en la República Checa.

En Varsovia, medio centenar de jóvenes se juntaron ante la embajada española para reclamar "una democracia real, de verdad, participativa", como explicó a Efe uno de los manifestantes, Jordi, un gerundense estudiante de Física.

Los manifestantes corearon consignas como "Queremos un pisito como el del principito" o "Lo llaman democracia y no lo es", y mostraron pancartas con lemas similares a los que se pueden ver en las ciudades españolas.

En Atenas, unos cien activistas españoles se concentraron ante la embajada, situada en las inmediaciones de la Acrópolis para sumarse a las reivindicaciones del 15-M y expresar su "oposición contra todos los partidos políticos españoles, que no son correctos y son unos corruptos", como declaró uno de los manifestantes.

En París, varias decenas de jóvenes "tomaron" la Plaza de la Bastilla por segundo día consecutivo, y en una enorme pancarta en las escaleras llamaron al "levantamiento" a "las personas de todo el mundo", con el objeto de sumar apoyos a la protesta.

En la capital belga cerca de medio millar de personas, según la Policía, se congregaron ante la embajada de España, bajo el lema "En Bruselas también sale el Sol", en referencia a la Puerta de Sol de Madrid (lugar donde se concentran las protestas en la capital española), y con gritos de "No hay pan para tanto chorizo", en clara alusión a la clase política.

En Londres, por tercer día consecutivo, unas cuatrocientas personas se concentraron frente a la embajada española y realizaron una cacerolada para demandar un cambio en el modelo democrático y en las condiciones de precariedad laboral de la juventud.

Fuera de Europa, hubo protestas en Israel y Marruecos, y para el fin de semana se están preparando movilizaciones en Estados Unidos.

En Jerusalén Este, unos cuarenta jóvenes españoles, principalmente cooperantes, se congregaron frente al consulado de España, después de marchar por el barrio palestino de Sheij Yarraj.

En su recorrido por las calles, los activistas iban coreando frases como "Nadie se esperaba, España en la Intifada", o "El pueblo no se calla, sabemos lo que falla".

Además se veían pancartas con lemas como "Indignación", "Kilómetro Cero", "Mucho chorizo para tan poco pan", "Españoles indignados por el Mundo" o "Violencia es cobrar seiscientos euros".

En Marruecos, hubo movilizaciones en Rabat y Tánger, donde decenas de personas, en su mayoría españoles, se concentraron frente a los consulados para apoyar al 15-M.

Unas 30 personas se reunieron ante el consulado en Rabat y exhibieron carteles y consignas similares a las que se están viendo estos días en las principales plazas españolas.

Los manifestantes españoles en Rabat contaron con el respaldo de la presidenta de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH), Jadiya Riyadi, y con uno de los miembros del Movimiento 20 de Febrero, el grupo de jóvenes que ha organizado multitudinarias manifestaciones en Marruecos reclamando democracia y libertad.

Las protestas llegarán este fin de semana a ciudades de Estados Unidos y Canadá, convocadas por las redes sociales.

Desde la red social Facebook, los grupos "Democracia Real NYC" y "Democracia Real DC" están convocando acciones en las plazas de las capitales, similares a las que se desarrollan desde hace cinco días en muchas ciudades de España.

En Nueva York, el lugar elegido por los convocantes es el Washington Square Park, y en Washington, la popular plaza Dupont Circle.

La concentraciones de jóvenes en España en demanda de un cambio político y social han sido además recogidas en algunos medios informativos europeos, algunos de los cuales destacaban su coincidencia con las elecciones municipales y autonómicas.

Temas relacionados