Aprendiendo a usar el pañal

Dejar el pañal es un cambio para toda la familia, especialmente para los bebés que empiezan una etapa de mayor independencia, pero a cada cosa le llega su momento. Deje el afán y hágalo con amor y paciencia.

A partir de los dos años, en algunos un poco antes, en otros un poco después, los niños empiezan a vivir una nueva etapa que marca el final de su vida de bebés para darles la bienvenida a una nueva independencia: el adiós al pañal. Este proceso se hace cada vez más sencillo puesto que pediatras y expertos recomiendan que no se adelante esta fase hasta cuando los niños tengan la madurez suficiente para reconocer el funcionamiento de su cuerpo y desarrollen físicamente el control de esfínteres.

Cada vez más este proceso se realiza con el acompañamiento del jardín infantil. Y como explica la pedagoga Maribel Triana, es más fácil cuando los niños siguen el ejemplo de otros niños y de los padres. La clave está en ayudar a los pequeños a procesar tres etapas, al final de las cuales habrá dejado el pañal y habrá aprendido a usar el baño.

Hay algunos síntomas que indican que su bebé está listo para iniciar el proceso. No lo fuerce ni obligue pues corre el riesgo de que así retrase más el resultado final llenando de frustración a su niño y a usted misma.

Si el bebé empieza a hacer referencia a estar mojado o sucio; si se quita él mismo el pañal o trata de ir al baño solito; si dice “pipí” o “baño” seguramente está en el momento propicio. Es entonces la hora de iniciar la etapa en la que se deja todo el tiempo en calzoncito con ropa cómoda y cada cierto tiempo se le lleva al baño. Al principio será cada 15 minutos, si logra hacer pipí se le felicita. Poco a poco estos tiempos se van ampliando a 20 y 30 minutos.

Para ellos será un triunfo y un motivo de celebración. Si no lo logra o se moja con facilidad no lo sancione, pues no es un acto voluntario, simplemente está descubriendo nuevas funciones de su cuerpo.

1 etapa

El niño comunica que está mojado cuando ya lo ha hecho.

2 etapa

Comunica en el preciso momento que se está haciendo.

3 etapa

Avisa que se está por hacer.

Para tener en cuenta

El control de esfínteres nocturno tarda un poco más. Póngale al niño pañal por la noche, poco a poco aprenderá a levantarse y a pasar derecho, para esto es necesario disminuir líquidos después de las seis de la tarde.

La llegada de un hermanito, la separación o un evento emocional fuerte pueden afectar el proceso de aprender a usar el baño. No se extrañe si su hijo o hija que ya había dejado el pañal empieza a mojarse de nuevo.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El chupo previene la muerte súbita

¿Cuándo destetar a los hijos?