Aprobado plan de austeridad en Grecia

De los 300 diputados, 155 votaron a favor de las medidas de ahorro que necesita el Gobierno para sacar al país de la crisis.

“El camino duro del cambio o la catástrofe”. Así lo anunció el primer ministro griego, Giorgos Papandreou, poco antes de empezar la votación en el Parlamento de su país, que buscaba aprobar las medidas de austeridad exigidas por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), a cambio de nuevas ayudas.
 
El objetivo del plan aprobado este miércoles, pone al país europeo en un apretado camino en la aplicación de unas medidas de ahorro de 28.000 millones de euros en el periodo 2012-2015 y 50.000 millones adicionales por privatizaciones. Impuestos, recortes en presupuestos de tipo social, despidos, reducción de salarios y pensiones son algunas de las decisiones que se ponen en marcha con este nuevo plan.

El nuevo ministro de Finanzas de Grecia, Evangelos Venizelos, admitió que las medidas son "injustas" y "duras", pero que votar por ellas era "positivo" y debería considerarse como "un acto de valentía" por parte de los diputados. Y así lo entendieron en el Parlamento que, pese a lo impopular de las exigencias y a las protestas que miles de griegos llevaron a las calles, el miércoles dieron el aval para que se abra la posibilidad de recibir un tramo crediticio pendiente de 12.000 millones de euros, que serán entregados en julio, con lo que se evitará la suspensión de pagos a la deuda exterior, tema del que Papandreou decía que si no se cancelaba el próximo mes “cerraría el sistema de salud, las escuelas, reduciría las pensiones en un 80 % y los sueldos de todos los funcionarios públicos”.

Pero no sólo a Grecia beneficia esta aprobación. Países como España, Portugal e Irlanda, que tienen sus economías al borde del colapso, así como el comportamiento del euro, verán los efectos positivos de la posibilidad que ofrece este plan de austeridad para evitar la quiebra. Adicional a estoo, bolsas como Wall Street, Londres y Frankfurt reportaron alzas en sus índices después de conocida la noticia.   

Las medidas

- Se busca recortar los gastos del Estado en unos 14.300 millones de euros y recaudar otros 14.100 millones hasta 2015, con el fin de situar el déficit por debajo del 3% del PIB en ese año.
- El Estado impondrá un “impuesto solidario” entre el 1 y el 4% a las rentas más altas. Para ministros, parlamentarios y otros cargos públicos con ingresos importantes el impuesto es del 5%.
- Suben en 300 euros anuales los impuestos a profesionales que trabajan por cuenta propia, como abogados, fontaneros o taxistas.
- Se reduce el mínimo exento de tasación de los 12.000 a los 8.000 euros, aunque quedan excluidos los trabajadores de menos de 30 años y los pensionistas, y se crea un impuesto inmobiliario especial para los propietarios de bienes de más de 200.000 euros.
- Aumentan los impuestos sobre bienes de lujo como yates, piscinas y carros de alto cilindraje, a la vez que se abre la posibilidad de legalizar inmuebles construidos fuera de la ley, tras el pago de penalizaciones y se eliminan un gran número de exenciones fiscales.
- El IVA para bares y restaurantes pasa del 13 al 23% y se refuerza la lucha contra la evasión fiscal y el trabajo informal.

En gasto público

- El Estado pretende suprimir 150.000 empleos públicos, el 25 % del total, para lo que no se prolongarán los contratos temporales y sólo se sustituirá a uno de cada diez funcionarios que se jubilen. Los salarios, recortados en una media del 12 % el año pasado, volverán a ser reducidos, aunque aún no se sabe en qué cuantía.
- Se suprimen diversas prestaciones sociales para ahorrar 4.000 millones de euros hasta 2015. Se recortarán también 500 millones de euros este año en concepto de subvenciones y otros 855 millones con la fusión de escuelas, hospitales o cuarteles de la policía.
- Se reduce el gasto sanitario hasta 2015 en 2.100 millones de euros, mediante la racionalización de las prescripciones y con fármacos más baratos.
- Por primera vez en tres décadas se reduce el gasto militar, el más alto porcentualmente de los países europeos de la OTAN, con cerca del 4% del PIB  (aunque muchos analistas consideran que es mayor por el uso de partidas ocultas). En total, se recortan 1.200 millones de euros hasta 2015 y se cancelan pedidos de armamento por 830 millones.
- Se reducen las inversiones públicas en 850 millones para este año.

Las privatizaciones

- En 2011 el Gobierno pretende recaudar unos 5.000 millones de euros con la venta del monopolio de apuestas y loterías, OPAP, el Postbank, la empresa de gestión de aguas de Salónica (la segunda ciudad del país) y las empresas de gestión portuarias del Pireo y Salónica.
- Entre 2012 y 2015, el Estado quiere ingresar otros 45.000 millones de euros con la privatización de la empresa de gestión de agua de Atenas, refinerías, empresas eléctricas, el ATEbank (especializado en el sector agrícola), así como la gestión de puertos, aeropuertos, autopistas, derechos de explotación de minas y bienes muebles e inmuebles estatales.
 

Temas relacionados
últimas noticias