Arsenal no da el brazo a torcer por Fábregas

Arséne Wenger, técnico del Arsenal, insiste en que quiere contar con el español para la próxima temporada.

El francés Arsène Wenger, técnico del Arsenal, aseguró tras el partido de presentación de su equipo ante Boca Juniors en el Emirates (2-2) que desde su punto de vista “nada ha cambiado desde ayer”, en referencia a si se han producido negociaciones con el Barcelona sobre Cesc Fàbregas.

Fàbregas tampoco ha jugado en el primer partido de los 'Gunners' ante su afición. El capitán de los londinenses ha observado las evoluciones desde la grada. Wenger, quien ayer emplazó a “solucionar pronto” el futuro del centrocampista, insitió que  “no se ha movido nada, ni en uno ni en otro sentido”.

Wenger ha hablado sobre Cesc y sobre Samir Nasry, pretendido por el Manchester City, insistió en que su idea es que ambos puedan continuar en el Arsenal.

“Si Cesc se demuestra que está comprometido con este club y quiere quedarse, no habrá dinero que le haga irse del Arsenal, porque nosotros no estamos en una situación como para vender a nuestros futbolistas”, recordó.

El técnico del Arsenal ha dicho que quiere mantener a los jugadores que tiene en su plantilla, más allá de cuestiones económicas. “Queremos que los jugadores se queden, eso está muy claro por nuestra parte”, afirmó.

Explicó que Cesc “quiere profundamente” al Arsenal, pero también al Barcelona. “Eso demuestra que es un jugador honesto, que es capaz de amar a dos clubes al mismo tiempo. Él se preocupa por este club (el Arsenal) y espero que pueda mantener esta postura” , inisitió.

Por ese motivo, Wenger ha rehusado responder a la pregunta de si ha llegado el momento de nombrar a nuevo capitán en el Arsenal. “Ese no es mi problema, sino que mañana podamos jugar un buen partido. Fàbregas no está ahora en mi cabeza porque mañana no va a jugar, no veo porqué tengo que preocuparme ahora por esto”, aseguró.

Diferentes medios de comunicación barceloneses aseguran que el Barcelona no está dispuesto a aumentar su oferta por el jugador (unos 37 millones de euros) , mientras que Cesc Fàbregas decidió  renunciar a una parte de su salario para agilizar la negociación, algo que ya hizo en el pasado el argentino Javier Mascherano con el Liverpool para asegurarse su llegada al Camp Nou.

Temas relacionados