Así se realiza un 'divorcio express'

En el Teatro Fanny Mikey se presenta esta obra en la que participan Adriana Romero, Rodrigo Candamil y Judy Henríquez.

En medio de lo jarto y tedioso que puede resultar un proceso de divorcio, Laura y Víktor se topan con Graciela, quien además de ser notaria, se convierte en aquella sicóloga que intenta hacer recapacitar a la pareja de esposos que alguna vez soñó con envejecer junta.

Pero Laura (Adriana Romero), una exitosa trabajadora de 30 años, está totalmente convencida de separarse de Víktor (Rodrigo Candamil), el hombre del que se enamoró estando en la universidad y que con el paso de los años no dejó de soñar con un mundo justo e igual para todos.

Justamente fueron esos ideales de Víktor los que enamoraron a Laura cuando tenía 20 años, pero las cosas cambiaron cuando tuvieron un hijo y un apartamento que mantener. Ella, cansada de responder económicamente por el hogar, decidió dejar el romance a un lado, llenarse de valor y separarse.

Con lo que no cuenta Laura es que para divorciarse las dos partes deben estar de acuerdo, y Víktor, que no se cansa de aclarar que su nombre en con k, sigue amando a su esposa y no se le pasa por la cabeza estar un día sin su heredero.

La notaria Graciela (Judy Henríquez) y su asistente Horacio (César Alvarez) tampoco ayudan mucho a la protagonista de esta historia, que en vez de agilizar el proceso de divorcio, hacen de abogados del diablo e intentan que Laura recapacite sobre las verdaderas razones por las que no quiere vivir más con Víktor.

Como Laura y Víktor hay miles de parejas en todo el mundo. Por eso, la escritora Adriana Romero presenta la obra 'Divorcio Express', con la que busca que el público reflexione sobre qué tan importante es el amor y el dinero en una relación de pareja. Pero hay que tener claro que no es un montaje aburrido ni agonizante, pues el humor sale cuando el público se identifica con alguno de los personajes o con alguna situación representada.

Yo escribo para dejar una posición sobre el tema, no sólo para divertir, aunque la gente se rie mucho cuando se siente identificada con Laura o Víktor. Yo creo que encontrar el amor es algo muy bonito como para dejarlo escapar por plata. Una cosa es que el amor se acabe por las dificultades económicas pero otra muy distinta es que alguien se separe sintiendo amor”, afirma Romero, quien también acepta que su personaje vive una situación desesperada y que el dinero es necesario para vivir.

Ahí es donde uno debe pensar los motivos reales del divorcio. Si no hay amor no hay nada que hacer, pero si se ama a la pareja se puede encontrar una solución”, dice.

Aunque la obra (dirigida por Rafael Sánchez) está escrita para hacer entrar en razón sobre los motivos de un divorcio, no está dirigida solamente a las personas que atraviesan esa situación sentimental; pues los actos que se presentan en la obra son bastante amplios como para que cualquier persona que haya amado alguna vez se identifique con algún personaje, ya sea porque alguna vez vivió algo parecido o porque nunca le gustaría estar en la posición de Laura y Víktor.

'Divorcio Express' se presenta hasta el próximo 3 de septiembre en el Teatro Fanny Mikey (Calle 71). Las funciones son de miércoles a viernes a las 8:30 p.m. y sábado a las 6:30 p.m. y 8:30 p.m. La boleta cuesta $45.000.