Así será el dragado del río Bogotá

Sergio Piñeros, subdirector de la CAR, explica que el proceso sólo es un primer paso para el gran proyecto de adecuación hidráulica del afluente.

Aunque se tenía previsto que los trabajos de dragado del río Bogotá, con los que se busca generar mayor velocidad del afluente hacia su desembocadura, empezarían el domingo, debido a las dificultades en la zona sólo pudieron iniciarse hoy.

Sergio Piñeres, subdirector de la Corporación Autónoma Regional (CAR), explica que la remoción, que se extenderá por 17 kilómetros y puede tardar como mínimo dos meses, dará paso al tan anunciado  proyecto de adecuación hidráulica del río Bogotá.

¿Cómo se hará el dragado?

Se va a entrar al río con unas palas dragas financiadas por la Dirección General de Riesgo. En este caso no sirven dragas de succión, puesto que el río Bogotá no tiene sólo sedimentos finos, históricamente le han caído basuras y muchos escombros. Este dragado dará paso a la adecuación hidráulica del río, con la que no sólo se busca remover los sólidos adicionales, sino además ampliar la sección del río.

¿Que faltaría para dar paso a este proyecto de adecuación hidráulica?

No ha sido fácil por la compra de los predios. Se trata de una intervención de 68 km que van desde Alicachín en el sur hasta Cota. Se divide en cuatro tramos y ya están los diseños paisajísticos. Con la adecuación se busca que el río se convierta en un eje principal de la ciudad. Es un proyecto que vale 140 millones de dólares y su ejecución duraría cerca de dos años y medio. El dragado se inició porque la emergencia permitió la inversión de unos recursos.

¿Por qué el tramo entre Alicachín y Puente Canoas es prioritario para iniciar el dragado?

Ese es el punto donde hay más sedimentos y lo que vamos a hacer es jalar desde allí el río para que corra más rápido. Podríamos hacerlo en otro lado, pero hay que buscar el que tiene mayores obstáculos de fondo. Por otro lado, las adecuaciones hidráulicas hay que hacerlas de abajo hacia arriba, porque si se hacen de manera contraria el agua no tendría cómo pasar hacia la desembocadura.

¿Qué precauciones se deben tener en el proceso de remoción?

Hay que tener mucho cuidado con la remoción, porque el río Bogotá es muy plano y se podrían generar embalses en el fondo.

Una de las preocupaciones es dónde serán depositados los lodos que se extraigan del río...

Se utilizarán para adecuación hidráulica, como el fortalecimiento de jarillones.

¿Qué tanto evitará este dragado futuras inundaciones?

Es una solución que va a contribuir a mejorar, pero tenemos que reconocer que esto no es una panacea.

Temas relacionados