Asalto al arte

La Policía inicia las investigaciones y se publica un catálogo con fichas técnicas de los cuadros para evitar su venta dentro y fuera del país.

Cada vez que regresaba de Nueva York y necesitaba pasar algún tiempo en la capital, el maestro Omar Rayo gastaba su tiempo en un taller ubicado en la calle 19 con 3ª, en el piso 21 del edificio Barichara. Era su lugar de trabajo, pero también un espacio particular, una bodega, en donde con los años había acumulad algunas de las obras que para él marcaban épocas de su historia como arista. Cuarenta y cinco cuadros, de los 60 que quedaron ahí guardados tras la muerte del pintor, en junio del año pasado, fueron robados. Nadie forzó la cerradura, pero los cuadros, algunos de gran formato (1 x 1 m), otros de mediano (66 x 66 cm), desaparecieron.

“Después de la muerte del maestro, su esposa, Agueda Pizarro, lo visitó en unas cuatro oportunidades y en noviembre nos reunimos para hacer un registro de inventario, porque nosotros no sabíamos qué tenía el maestro ahí. Ella estaba muy interesada en saber qué tanta obra había ahí almacenada, ese fue el último contacto que tuvimos con las obras porque las necesitábamos para una exposición retrospectiva que se estaba planeando”, explica Juan José Madrid, secretario general del Museo Rayo de Roldanillo.

Después de ese 17 de enero nadie se ocupó del lugar, ni lo visitó. Fue sólo hasta este domingo, cuando Agueda de Pizarro y el secretario del museo viajaron desde el pueblo natal del maestro para recoger las obras de Bogotá y trasladarlas al museo, que se dieron cuenta de que gran parte del acervo del pintor de la geometría, varias de esas pinturas de acrílico sobre lienzo, no estaban.

“Estamos trabajando con el Ministerio de Cultura para hacer un catálogo con las respectivas fichas técnicas de las piezas robadas, necesitamos distribuirlo con las autoridades, con el DAS, la Interpol, las galerías, casas de subastas y vendedores de arte para que nos ayuden a que las obras no salgan del país y no sean comercializadas, porque estas son obras patrimoniales”, añade Madrid.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Puntos cardinales de la historia