Asesinan a indígena en Buenaventura

Fue ultimado al terminar un acto conmemorativo de la masacre de 100 personas hace 10 años.

Un activista indígena colombiano fue asesinado tras regresar de los actos conmemorativos del décimo aniversario de una matanza de al menos medio centenar de personas cometida por paramilitares, denunciaron portavoces de la minoría étnica en el suroeste del país.

El aborigen Hugo Ulcué, del pueblo Paez o Nasa, fue encontrado muerto cerca de la sede del cabildo (órgano gubernamental) de La Playa Alto Naya, situado en la zona boscosa del puerto marítimo de Buenaventura.

La Asociación de Cabildos Indígenas del Norte del (departamento) del Cauca (Acín) indicó en un comunicado que el crimen fue cometido el martes por la mañana por unos desconocidos.

"El cadáver fue abandonado en cercanías de la sede del cabildo" de La Playa Alto Naya "como un acto de advertencia", agregó la Acín, que reúne a las autoridades indígenas de los paeces, que ocupan un territorio montañoso y boscoso en comprensión del Cauca y la región vecina del Valle del Cauca, a la que pertenece Buenaventura.

La organización no gubernamental (ONG) subrayó que Ulcué acababa de regresar a su comunidad tras participar en la conmemoración del décimo aniversario de la matanza de El Naya, región selvática en los límites del Cauca con el Valle del Cauca.

Al menos medio centenar de afrodescendientes, indígenas y colonos murieron a manos de paramilitares del Bloque Calima de la disuelta organización Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) que se tomaron la región a comienzos de abril de 2001.

La incursión también dejó un número de desaparecidos nunca establecido y causó el desplazamiento de más de 4.000 lugareños.

El aniversario fue conmemorado el pasado día 11 en Timba, aldea rural de la población caucana de Buenos Aires.

Ulcué "fue una de las víctimas que con más insistencia y firmeza cuestionó los mínimos avances del proceso jurídico que buscan esclarecer los hechos y los responsables de la masacre del Naya", advirtió la Acín.

La asociación aborigen informó de que el indígena era hermano de la gobernadora del cabildo La Playa Alto Naya, Nelly Ulcué, quien en unas declaraciones recogidas por la misma fuente afirmó: "vinimos a reclamar verdad y justicia y vea lo que nos pasó".