Ataque al corazón de India

El Ministerio del Interior indio señaló que cerca de 20 personas murieron y que otras 113 resultaron heridas, muchas de ellas en estado grave.

“Es un nuevo ataque al corazón de India, un nuevo ataque contra Bombay en el que no descartamos participación extranjera. Es un desafío a la soberanía india”, declaró Prithviraj Chavan, jefe del gobierno del Estado de Maharashtra, de la que Bombay es la capital. Sus palabras se produjeron momentos después de que tres bombas estallaran de forma simultánea en populosos barrios al sur de la ciudad.


El Ministerio del Interior indio señaló que cerca de 20 personas murieron y que otras 113 resultaron heridas, muchas de ellas en estado grave. En un comunicado, el primer ministro indio, Manmohan Singh, condenó los atentados, llamando a la población a “mantenerse en calma y a mostrar una imagen unida”. Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expresó su condena enérgica a los atroces ataques.
“Mis pensamientos y oraciones están con los heridos y aquellos que han perdido a sus seres queridos”, dijo Obama en un comunicado. Remarcó, además, que India es un “amigo y aliado estrecho de Estados Unidos”.


El ministro del Interior, P. Chidambaram, declaró a la prensa en Nueva Delhi que se trataba de un “ataque coordinado por terroristas”. Las explosiones, que se produjeron en hora de afluencia, tuvieron como objetivo una zona residencial de clase media, un mercado de oro y un edificio de comerciantes en diamantes y joyas. Las bombas estallaron con intervalos de 15 minutos. “Está claro que los atacantes querían hacer daño a la mayor cantidad posible de gente. Muchas personas fueron heridas”, afirmó Chhagan Bhujbal, ministro del gobierno local.

Los atentados no han sido reivindicados, pero las sospechas apuntaban a dos grupos islamistas que ya atacaron en India en los últimos años: los Muyahidines indios y el Lashkar-e-Taiba (LeT), que tienen su base en Pakistán. En 2008, un comando de diez hombres atacó la estación de ferrocarril, hoteles de lujo y un café turístico en el mismo lugar en donde se cometieron ayer los atentados. India acusó entonces al LeT de haber organizado esos atentados.

Explica el analista internacional Marcos Peckel, que el LeT es apoyado por los servicios de inteligencia de Pakistán, el ISI, el mismo que está en la mira por haberle supuestamente dado refugio a Osama bin Laden. “Estos atentados se dan en el momento en que EE.UU. suspendió la ayuda a Pakistán por las sospechas de que el ISI colaborara con organizaciones terroristas”, asegura. India acusa a Pakistán, país con el que ha tenido tres guerras, de no hacer nada frente a los grupos terroristas. El gobierno paquistaní condenó el atentado.

Temas relacionados