Autoridades de EE.UU. devolverán dominios a compañías de póquer online

El acuerdo con esas empresas les permitirá seguir operando siempre y cuando sea fuera de Estados Unidos.

La Fiscalía de Nueva York anunció que acordó devolver los derechos sobre los dominios en internet de las compañías PokerStars y Full Tilt Poker, dos de las tres mayores empresas de póquer online del mundo que están acusadas de operar ilegalmente en Estados Unidos.

Los dominios pokerstars.com y fulltiltpoker.com fueron confiscados por el Departamento de Justicia de Estados Unidos el pasado 15 de abril, como parte de una investigación para destapar una trama de apuestas por internet -ilegales en este país- que supuestamente habría incurrido en otros delitos como lavado de dinero y fraude bancario para poder continuar con su negocio en este país.

La Fiscalía aseguró en un comunicado que el acuerdo con esas dos empresas les permitirá seguir operando siempre y cuando sea fuera de Estados Unidos, al tiempo que podrán devolver los fondos que invirtieron jugadores en este país para realizar apuestas a través de esas páginas web.

"Ninguna de las cuentas de los jugadores en Estados Unidos fue congelada o confiscada, y cada una de las compañías de póquer implicadas ha sido siempre libre de reembolsar los fondos depositados por cualquier jugador", aseguró hoy el fiscal federal Preet Bharara, quien añadió que su oficina "trabajará para facilitar que esas compañías devuelvan esos fondos".

Así, los gigantes del póquer por internet PokerStars y Full Tilt Poker se han comprometido a que ningún usuario en Estados Unidos pueda realizar apuestas con "dinero de verdad o ninguna otra cosa de valor", al tiempo que se les "permite expresamente" que continúen operando su negocio fuera de este país.

La tercera de esas firmas de póquer online acusada por las autoridades estadounidenses, Absolute Poker, no forma parte de este acuerdo, pero la Fiscalía aseguró hoy que también puede recuperar su dominio si llega a este mismo pacto.

Bharara ha liderado junto a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) una demanda para acusar a un total de once personas, "no sólo por operar un negocio de apuestas ilegales, sino también por cometer un masivo fraude informático, bancario y de lavado de dinero, a pesar de las reiteradas advertencias de que su conducta era ilegal en Estados Unidos".

Según la acusación hecha pública el pasado 15 de abril, las tres compañías habrían obtenido un total de 3.000 millones de dólares como resultado de sus actividades ilegales en este país, que después habrían depositado en diferentes cuentas bancarias mintiendo sobre la naturaleza ilegal del dinero o, incluso, sobornando a esas entidades bancarias.

El martes, uno de los imputados en este caso, Chad Elie, se declaró inocente en Nueva York de los nueve cargos que se le imputaban en relación con esta trama, para la que supuestamente habría servido como "procesador de pagos", ingresando los beneficios ilegales de esas compañías en diferentes bancos para evitar así violar la legislación vigente en este país.

En el momento en el que se hizo pública la acusación se confiscaron un total de cinco dominios de internet -los dos que serán restituidos por las autoridades, y absolutepoker.com, ultimatebet.com y ub.com-, así como 75 cuentas bancarias que supuestamente fueron utilizadas para llevar a cabo el lavado de dinero.

Temas relacionados