Banco de la República descarta por ahora control de capitales

Pese a que el dólar repuntó en la jornada del lunes hay preocupación por la revaluación.

No es conveniente para el país establecer un control de capitales, advirtió el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe al concluir la presentación de la perspectiva de la economía colombiana.

Explicó que cuando el análisis demuestre que los costos son menores a los beneficios se tomará la medida. Por ahora es inconveniente, reiteró.

El uso de esos controles se hace a partir de una análisis de costo –beneficio. “Si no lo hemos usado es porque hemos considerado que el costo es mayor que el beneficio”, dijo Uribe.

Indicó que si no se ha utilizado este mecanismo para contrarrestar la caída del precio del dólar es porque “hemos llegado a la conclusión, con la información disponible hasta ahora, de que el costo es mayor que el beneficio”, explicó el gerente del banco central.

José Darío Uribe reiteró que hasta el momento, el banco ha llegado a la conclusión de que no es conveniente para el país el control de capital, porque el costo supera el beneficio de usarlo”, reiteró el gerente del Emisor.

Recordó que en 2007 cuando se puso en funcionamiento el mecanismo para el control de capitales por parte del Banco de la República, se volvió un complemento de la política de imponerle un encaje marginal para disminuir el crecimiento de la cartera.

José Darío Uribe dijo que en mayo de 2007 cuando se colocó un encaje marginal al endeudamiento externo. En ese momento “queríamos disminuir el crecimiento del crédito. Si se coloca el encaje marginal para disminuir el crecimiento del crédito, veíamos que había una posibilidad de que no lo podíamos hacer porque traían la plata del exterior”, dijo.

El sector financiero prestaba menos pero llegaba más dinero del exterior. “Entonces lo hicimos como un complemento a la política del encaje marginal que se justificaba porque se estaba viendo un crecimiento del crédito de consumo que crecía a una tasa anual cercana al 50%”, explicó Uribe.

Inflación

Frente al comportamiento de la inflación, el gerente del banco central consideró que el resultado de la inflación del primer trimestre, mejor al esperado, obedeció principalmente al buen desempeño del grupo de alimentos.

Las consecuencias sobre los aumentos en los precios de la primera etapa invernal del finales del año pasado y del paro camionero fueron leves.  El dinamismo de la demanda interna no generó presiones inflacionarias debido a que la economía mantenía algunos excesos de capacidad productiva que, sin embargo, deberán desaparecer en medida en que avance el año.

En materia de crecimiento, las condiciones externas e internas sugieren una dinámica importante que debe llevar a que el PIB durante el segundo semestre del año se encuentre cerca de su nivel potencial. De igual manera, todos los componentes del crédito siguen creciendo a ritmos importantes y las tasas reales de interés de préstamos se encuentran en niveles históricamente bajos.

En este contexto, la Junta Directiva consideró conveniente tener una postura de la política monetaria menos expansiva e incremento en un cuarto de punto porcentual la tasa de interés de intervención del Banco de la República en cada una de las tres juntas pasadas. El nuevo nivel de tasas de interés del Banco (3.75%) sigue apoyando el crecimiento de corto plazo del producto y el empleo y servirán para mantener la inflación dentro del rango meta de este año y el siguiente.