Barcelona quiere finiquitar la Liga ante una Real que necesita puntuar

Mientras que los equipos restantes tratan de huir del descenso o llegar a los torneos europeos.

A falta de cinco jornadas para la conclusión del campeonato español, todos los equipos intentan huir de la quema del descenso, o llegar a Europa, a la Liga de Campeones o a la Liga Europa.

Con los enfrentamientos Barcelona-Real Madrid en todo lo alto y en el centro de casi todas las conversaciones futbolísticas, la Liga pide paso para dirimir importantes cuestiones relacionadas con el descenso o la participación europea de la próxima temporada.

El Real Madrid vuelve al Bernabéu para recibir a un Zaragoza recién salido del infierno del descenso pero que necesita puntuar para no volver a los dominios del Pedro Botero futbolero.

La reacción del equipo de Mourinho y de los aficionados madridistas es una gran incógnita que los maños intentarán aprovechar.

El Barcelona visita San Sebastián para enfrentarse a una Real Sociedad que tampoco tiene mucho margen, sólo tres puntos con la línea roja que delimita el abismo hacia la Segunda división, y que al igual que el Madrid, quizá piense más en la Liga de Campeones que en la competición doméstica, donde parece tener casi todo hecho.

El Valencia tiene que recuperarse de la goleada que le endosó en Real Madrid en su feudo la pasada jornada y viaja a Pamplona para enfrentarse a un Osasuna con el agua al cuello, situado en puestos fatídicos, y que tiene que ganar sí o sí.

El Villarreal por su parte recibe a un Getafe que comienza a mirar de reojo hacia atrás. El margen de los castellonenses, su cansancio por la Liga Europa y la necesidad de los madrileños pueden ser importantes.

En la lucha por la segunda competición europea se preven algo más que codazos, aunque Athletic, Sevilla y Atlético de Madrid tienen una pequeña pero importante ventaja.

El Athletic juega el lunes en Barcelona ante el Espanyol, el principal perseguidor de este terceto, mientras que el Sevilla viaja a Almería ante un equipo casi descendido y el At. de Madrid se desplaza a La Coruña para enfrentarse a un Depor que tampoco puede permitirse alegrías.

Pasión, necesidad, tensión, riesgo e incertidumbre en grandes dosis en todos los casos.

Levante-Sporting es un duelo en el centro de la tabla clasificatoria con el aliciente para el vencedor de estar prácticamente salvado y, además, abrirse un pequeño resquicio hacia metas superiores.

No exentos de pasión serán también los duelos Racing-Mallorca, con los cántabros con sólo dos puntos de ventaja sobre el descenso, y el Málaga-Hércules, casi una final por la permanencia, con los andaluces en el filo de la navaja y los alicantinos quemándose en la penúltima plaza. Eso sí, separados por un único punto.

La 34ª jornada:

Sábado, 30 de abril
Real Madrid - Zaragoza
Real Sociedad - Barcelona
Deportivo - At. Madrid

Domingo, 1 de mayo
Almería - Sevilla
Levante - Sporting
Málaga - Hércules
Racing - Mallorca
Villarreal - Getafe
Osasuna - Valencia

Lunes, 2 de mayo
Espanyol – Athletic.