Barcelona y Real Madrid se cruzan en una guerra de denuncias

El primero en entablar una demanda fue el onceno 'blaugrana' por las declaraciones de José Mourinho.

Barcelona y Real Madrid, un día después de la victoria de los primeros por 2-0 en la ida de las semifinales de la Liga de Campeones, se enzarzaron este jueves en una guerra de anuncio de denuncias, mientras la UEFA abría expediente disciplinario al portugués Jose Mourinho.

El Barça decidió en una reunión extraordinaria denunciar ante la UEFA a Mourinho por sus declaraciones del miércoles por la noche, en las que acusaba a los catalanes de contar con el favor de los árbitros de manera reiterada y organizada.

Tras conocer la decisión del Barcelona, el Real Madrid contraatacó en su página web, anunciando que presentará una denuncia por la "reiterada conducta antideportiva" de los azulgranas, con constantes simulaciones en el partido del miércoles, que habrían favorecido la expulsión del portugués Pepe.

"Hemos decidido denunciar ante el Tribunal de Control y Disciplina de la UEFA al señor José Mourinho por sus declaraciones en la rueda de prensa", dijo el secretario y portavoz de la junta del Barcelona, Toni Freixa.

El equipo catalán considera que las declaraciones de Mourinho son "constitutivas de una infracción tipificada en el artículo 5, letras B y D, del código disciplinario de la UEFA, en concreto la letra B sanciona la vulneración de normas básicas de comportamiento y la letra D tiene sanciona actuación que lesionan la reputación del deporte del fútbol y de la UEFA en particular".

Mourinho hizo unas declaraciones muy duras tras el partido del miércoles, muy molesto por la expulsión de Pepe en el minuto 61 de la ida de semifinales de la Champions.

"Josep Guardiola es un fantástico entrenador de fútbol pero ha ganado una Champions (en 2009) que a mi me daría vergüenza ganarla con el escándalo de Stamford Bridge. Y este año, si la gana, será con el escándalo del Bernabéu", afirmó el portugués.

"No sé si es la publicidad de UNICEF (patrocinador de la camiseta del Barça), no sé si es la amistad de Villar (presidente de la federación española de fútbol) en UEFA, donde es vicepresidente, no sé si es porque son muy simpáticos pero ellos han conseguido este poder (la ayuda del árbitro)", dijo.

Más tarde, tras el partido, Guardiola no quiso responder a las acusaciones de 'Mou' y utilizó un tono mucho más comedido.

"Nada. No tengo nada que decir a lo que ha dicho Mourinho", dijo 'Pep' a los periodistas, que intentaron en varias ocasiones hacer reaccionar.

"Entendemos que es absolutamente inaceptable que alguien se atreva a cuestionar nuestra historia, nuestros títulos e incluso nuestra vinculación con UNICEF", dijo Freixa este jueves.

La acción del Barça es independiente de la iniciativa de la UEFA este jueves de abrir un expediente disciplinario contra Mourinho por sus "declaraciones inapropiadas".

Por su parte la federación española, cuyo presidente, Ángel María Villar, también fue acusado por Mourinho, no tiene previsto emprender ninguna acción por el momento.

El Real Madrid, por su parte, mostró imágenes de televisión en su página web asegurando que "las imágenes de televisión prueban que Pepe no toca la pierna de Alves", algo en lo que sustentó su posterior decisión de responder al Barcelona con una nueva denuncia.

"Conocida la decisión sin precedentes del F. C. Barcelona de denunciar al entrenador del Real Madrid C. F. José Mourinho ante el Comité de Control y Disciplina de UEFA, el Real Madrid C. F. comunica que se ve obligado a dar consecuente traslado al mismo órgano disciplinario de la reiterada conducta antideportiva del F. C. Barcelona", dijo el Madrid en un comunicado oficial.