Barry Bonds fue hallado culpable de obstrucción a la justicia

Se trata del expelotero estadounidense y rey del jonrón de las Grandes Ligas.

El expelotero y rey de los jonrones en las Grandes Ligas, Barry Bonds, fue hallado culpable de obstrucción a la justicia el miércoles, pero el jurado que emitió el fallo no pudo alcanzar un acuerdo sobre tres cargos por perjurio que pesaban sobre el beisbolista.

El veredicto de culpabilidad dado por el jurado de ocho mujeres y cuatro hombres se basa en que Bonds obstaculizó con su testimonio una investigación de un gran jurado en el 2003 sobre el consumo de esteroides.

El 'expelotero de la Bahía' ni se inmutó durante la lectura del veredicto, según pudieron constatar los medios reunidos en la corte.
Bonds es uno de los grandes nombres que se vieron involucrados en un escándalo por distribución de esteroies por los laboratorios BALCO.

Dichos laboratorios crearon y suplieron de esteroides de nuevo tipo, indetectables a los controles de entonces, a estrellas caídas en desgracia como la excampeona olímpica de atletismo Marion Jones, y el boxeador 'Sugar' Shane Mosley.

Tras casi dos semanas de juicio y cuatro días de deliberaciones, el jurado no pudo alcanzar un fallo unánime en tres de cuatro cargos.
Bonds encaró tres cargos de perjurio por mentirle a un gran jurado de investigación y uno por obstrucción de la justicia en el 2003.

El astro pelotero le dijo al gran jurado en aquella oportunidad que nunca usó esteroides y hormonas de crecimiento humano.

Su equipo legal pidió de inmediato que el veredicto de culpabilidad sea sobreseído, y la jueza Susan Illston no emitió un fallo al respecto por el momento al programar una audiencia para el 20 de mayo próximo.

Los fiscales federales y el Departamento de Justicia tendrán ahora que decidir si vuelven a procesar a Bonds en los cargos que fueron desestimados.

Bonds, de 46 años, conectó un récord de Grandes Ligas en una temporada de 73 jonrones en 2001. También rompió el récord de 756 que poseía Hank Aaron como máximo jonronero de las Mayores, al terminar su carrera con 762 vuelacercas.

La jueza Illston no permitió en el juicio que los fiscales presentaran evidencia de tres pruebas antidopaje en las que presuntamente Bonds dio positivo, porque su entrenador personal y amigo de la infancia, Greg Anderson, se negó a dar su testimonio.

El expelotero reconoció que sí consumió esteroides, pero dijo que Anderson le hizo creer que eran crema contra la artritis y aceite de linaza.

Temas relacionados