Batista se juega la continuidad

El DT argentino sabe que tiene que pelear el título para seguir al frente de la selección. “Soy optimista, me veo en Brasil 2014”, dice.

No es fácil ser el técnico de la selección de Argentina y mucho más después de que Diego Armando Maradona pasó por el banquillo albiceleste. Sergio Batista, sin embargo, tiene claro que no se dejará tumbar por las críticas y que luchará hasta el final por conquistar el título de la Copa América que organiza su país.

Sabe que el primer lugar en el torneo continental es lo único que garantizaría su continuidad para la eliminatoria, que comienza en octubre. “Soy optimista, me veo como técnico de la selección en Brasil 2014”, repite constantemente, como para llenarse de confianza.

Hoy, ante Uruguay, disputará un partido trascendental, “como han sido todos en esta Copa”. Para él, “más allá de la responsabilidad de ser locales, está la rivalidad histórica y la necesidad que tiene este grupo de convencer de una vez por todas a todos sus seguidores”.

Antes de viajar a Santa Fe, para el duelo ante los charrúas, reconoció que no estaba en sus planes pasar como segundo del grupo, por lo que tenía previsto jugar en la ciudad de Córdoba, contra el mejor tercero. “Pero así es el fútbol, nos tocó así porque no hicimos la tarea tan bien como debíamos. Ahora hay que mejorar y punto. Lo hecho hasta aquí no sirve de nada”, sentenció el Checho, quien como jugador vivió un momento parecido en el Mundial de México 1986, cuando el equipo avanzaba sin brillar, pero finalmente levantó la copa.

Claro que antes de hablar del rival y del partido, se apresuró a confirmar el once titular. “Será el mismo que arrancó contra Costa Rica, quedé muy conforme con su rendimiento, aunque seguramente hay cosas que se pueden mejorar. Vamos a tratar de darle continuidad a este plantel. De todas maneras tenemos variantes en la banca en caso de necesitarlas ante Uruguay”, aseveró.

El DT albiceleste ratificó que “el equipo se quitó un peso de encima con la victoria en el tercer partido, aunque considero que en los dos primeros, contra Bolivia y Colombia, no habíamos hecho todo mal”. Aseguró que “no es fácil tener siempre la responsabilidad de manejar los partidos y llevar la iniciativa. En el fútbol siempre ha sido más fácil esperar con orden que proponer”.

Tal vez por eso pronosticó que ante los charrúas “Argentina saldrá a ganar, pero tomará las precauciones necesarias para mantener el cero en arco propio, pues la delantera es una de las principales fortalezas” de los muchachos de Óscar W. Tabárez.

Batista tiene además una espinita clavada con los celestes. En la Copa América de 1987, de la que Argentina también fue sede, su selección cayó en semifinales contra Uruguay, que después le ganó a Chile el partido del título.

“Eso realmente no me obsesiona, pero es un tema que está ahí, que los medios recordaron para ponerle un poco de morbo al partido. Pero más allá de la historia que tiene ese duelo, nosotros queremos ganarlo para darle una alegría a la gente, a los millones de argentinos que nos han apoyado y que creen en que podemos salir campeones”, reconoció El Checho Batista.

Con respecto a Lionel Messi, destacó que “está igual que siempre, tranquilo, concentrado y con mucha ilusión. Hizo un gran partido contra Costa Rica y eso seguramente le quitó algo de presión, pero sabe que la gente espera mucho de él. Nosotros tratamos de arroparlo y hacerlo sentir cómodo para que pueda dar lo mejor para la selección y contra Uruguay seguramente que lo hará”.

No ser comprometió a la hora de dar favoritos en las otras tres series de cuartos de final porque “ha sido una Copa muy pareja en la que ningún equipo es claramente superior, así que cualquier cosa puede pasar, los pequeños detalles pueden definir los cuatro semifinalistas, espero que seamos uno de ellos”.

 

últimas noticias

Los jóvenes se tomaron la Vuelta a Colombia

Los jóvenes se tomaron la Vuelta a Colombia

Fabian Puerta, positivo en control al dopaje