Bautizos digitales por miles

Si no sabe utilizar el ratón o dar un clic, puede iniciarse a través de los tutoriales que ofrece el programa. Además, profundizará en las redes sociales y el comercio virtual.

Mientras en su campamento principal los participantes de la Campus Party comen tamal con arepa, o conectan sus equipos a la red, o tratan de recuperar el sueño perdido por los campeonatos de videojuegos de la madrugada, un boy scout de pelo rasta le pone los audífonos a dos mujeres de la tercera edad. Les da las instrucciones. En el pabellón de Inclusión Digital, Margarita —pelo muy blanco— y Ligia —pelo rojizo, lentes bifocales— miran el video que las instruirá sobre el uso del ratón y el navegador básico. Margarita, que observa con la cabeza inclinada, levanta uno de sus auriculares y dice:

—Es que yo de esto ni idea.

“Cerrar la brecha virtual”

El pabellón de Inclusión Digital ha acompañado la Campus Party desde su primera versión en 2008. Según Angélica Villamarín, coordinadora principal del programa, en 2010 hubo cerca de 8.000 bautizados. El martes, su primer día, ungió a 1.063 personas, entre niños, jóvenes y abuelos. “La idea es cerrar la brecha digital”, dice Villamarín.

Inclusión Digital, financiada por Futura Networks y algunas entidades distritales, es un espacio gratuito al que pueden asistir colegios, fundaciones, comedores comunitarios o cualquiera interesado en conocer los principios básicos de internet. “Si quieren —dice Diana Ayala, otra de las coordinadoras— pueden venir toda la semana”.

Los interesados entran gratis por la entrada del arco de Corferias. Frente a la pantalla llenan algunos datos y luego tienen dos opciones: un tutorial sobre el uso del ratón y el navegador (para aquellos que quieran aprender desde la ubicación de los dedos hasta el ‘clic’) o una animación sobre el manejo de las redes sociales (Facebook, Twitter y Tumblr) y el comercio por internet. Un grupo de boy scouts, jóvenes que enseñan a los adultos, guía a los iniciados.

Vender papa por Internet

Después de repasar la geografía virtual, tienen la posibilidad de practicar y reforzar sus conocimientos. “El objetivo —dice Villamarín— es que con la instrucción adecuada puedan entrar tranquilos a un computador”. El programa también se ha implementado en las versiones de Campus Party en España (su lugar de nacimiento), México y Brasil. Sin embargo, Inclusión Digital sólo se encuentra disponible hasta el 03 de julio y no existe ninguna forma de acceder al programa por fuera de ese período.

Este año, Inclusión Digital hace énfasis en el comercio digital y por ello implementó, por primera vez, un recorrido por las pymes y las formas de comercio en la red. Así, cualquier tendero promociona sus productos en la web: crear su página  o, quizá, vender papa por la red.

 Las iniciadas

—¿Izquierdo es el del lado de allá?— pregunta Margarita mientras señala el botón derecho.

Al pabellón han llegado estudiantes y niños, también un hombre que no sabe qué es un ratón. Uno de los boy scout está atento al progreso de Ligia y Margarita. Al mismo tiempo, ellas resuelven una de las actividades finales: unir un objeto con la palabra que le corresponde. Tienen que hacer clic  en el lugar correcto.  De lejos, el boy scout las observa, atento. Margarita lo intenta una, dos veces. Por fin voltea su cabeza y dice:

—Lo logré.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Se refina el Torrontés