Benedicto XVI denuncia que está de moda negar las raíces cristianas de Europa

El Papa subrayó que negarlas es como afirmar que un hombre puede vivir sin oxígeno y sin alimentos.

El Obispo de Roma hizo estas manifestaciones en el discurso que dirigió al nuevo embajador de Croacia ante la Santa Sede, Filip Vuçac, que hoy le presentó las cartas credenciales, tres meses antes de que el Pontífice viaje a ese país balcánico a primeros de junio.

El papa Ratzinger resaltó las raíces cristianas de Croacia, de inmensa mayoría católica, y destacó que pronto el país balcánico entrará en la UE y que deberá hacerse con el "total respeto a sus cultura y su vida religiosa".

"Respecto a las raíces cristianas de Europa, se han puesto de moda ser amnésico y negar esa evidencia histórica. Decir que Europa no tiene raíces cristianas es lo mismo que afirmar que un hombre puede vivir sin oxígeno y sin alimentos", señaló el papa.

Benedicto XVI exhortó a los croatas a no "avergonzarse" y a apoyar "la verdad" y se mostró convencido de que Croacia defenderá su propia identidad con la convicción y el orgullo, "para evitar los escollos que surjan y que bajo el pretexto de la libertad religiosa mal entendida son contrarios a la ley natural, a la familia y a la moralidad"•

El Pontífice recordó que se cumplen 20 años de la independencia de Croacia y de los tres viajes que realizó al país Juan Pablo II, en 1994, 1998 y 2003.

El Vaticano fue uno de los primeros Estados que en 1992 reconoció la independencia de Croacia de la antigua Yugoslavia.

El papa Ratzinger viajará los próximos 4 y 5 de junio, con motivo del encuentro nacional de familias católicas croatas, y rezará en la tumba del cardenal beato Alojzije Stepinac, fallecido hace 50 años.
 

Temas relacionados