Bernardo Moreno: ¿libertad o detención?

Magistrada encargada del Tribunal Superior de Bogotá definirá la suerte del exsecretario general de Presidencia.

Una magistrada encargada del Tribunal Superior de Bogotá definirá este viernes si la declaración firmada de un exfuncionario del DAS, que descubrieron los representantes de las víctimas para solicitar nuevamente la detención preventiva del exsecretario general de Presidencia, Bernardo Moreno, es una prueba contundente para ordenar su arresto, argumentando que podría obstruir la justicia.


El martes, en la diligencia, el representante de las víctimas Luis Guillermo Pérez presentó una declaración firmada y autenticada el 13 de junio de 2011, del capitán de la Armada Jorge Alberto Lagos, exsubdirector de contrainteligencia del DAS, condenado en primera instancia por los seguimientos ilegales que hizo esta entidad, en donde explica que le retiró los derechos a su abogado Rafael Martínez porque éste fue contactado por Bernardo Moreno y se reunió con él en dos oportunidades.

La primera, en un restaurante del barrio La Macarena, y la segunda, en el Club El Nogal, en presencia de varios directivos de RCN Televisión y del entonces jefe de prensa de la Fiscalía. De acuerdo con el testimonio de Lagos, el propósito de las reuniones, como se lo hizo saber Martínez en una posterior reunión, era que Lagos hiciera públicos, ante varios medios de comunicación, pronunciamientos en los que dejara claro que Bernardo Moreno no tenía nada que ver con el escándalo de las ‘chuzadas’. Por esta razón, Lagos le revocó el poder a su abogado apoderado y le pidió que le devolviera el dinero cobrado por honorarios.

Sin embargo, para el abogado Jaime Granados esta prueba no aporta nada y no se puede considerar dentro de los requisitos que necesita una medida de aseguramiento. Y puede asegurar que su cliente no ha obstruido ni obstruirá la justicia. Además, señaló que confía en la imparcialidad y la transparencia de este procedimiento y espera que a Moreno se le “respete la presunción de inocencia y su libertad para afrontar el juicio en equidad de armas”.

Entretanto, la fiscal general, Viviane Morales, le solicitó el miércoles al capitán Lagos dar un testimonio sobre el episodio del abogado Martínez y Moreno aún no aclarado del todo.