Brasil, otra decepción

Los pentacampeones del mundo no pudieron superar a una seria selección de Venezuela en su debut en la Copa América.

Un desconocido Brasil empató este domingo sin goles ante Venezuela en su debut en la Copa América, en un partido en el que el ímpetu para generar opciones de peligro le duró apenas 10 minutos. Su rival, en cambio, mostró gran orden defensivo durante todo el compromiso e incluso complicó por momentos a la zaga de los pentacampeones del mundo.

El equipo de César Farías maniató a los brasileños con marca y disciplina en el centro de la cancha, anuló al media punta Paulo Henrique Ganso con un marcaje corto y consiguió mantener alejados de su área a Neymar y Robinho, quienes inquietaron solamente en los primeros minutos del juego.

Con el paso del tiempo bajó de intensidad el ataque de los dirigidos por Mano Menezes y se acabó diluyendo totalmente en la segunda parte, en un día en el que Alexandre Pato, delantero del Milan italiano, fue quien tuvo las mejores opciones de anotar.

Lo más grave para Brasil, el favorito para ganar el Grupo B, es que su entrenador no reaccionó. Muy tarde trató de modificar el módulo táctico de su equipo, en el cual fue evidente que cada jugador esperaba resolver por su lado.

Ni siquiera los experimentados Lucio y Dani Alves, acostumbrados a empujar el equipo desde atrás, tuvieron claridad para hacerlo y se dedicaron simplemente a cumplir son su labor de marca.

“Sí, esto es histórico. Pese a ello, todavía no hemos conseguido nada, porque nos quedan dos rivales muy difíciles, pero sumar ante Brasil, un equipo que juega bien, es muy importante. No bajamos los brazos y supimos atacar cuando se podía salir y defender cuando fue necesario hacerlo”, señaló al final del juego el estratega patriota, quien insistió en que Venezuela ya no es “la cenicienta” del torneo.

Menezes, quien salió abucheado por la numerosa hinchada brasileña que llegó al Estadio Único de La Plata, aseguró que su equipo fue muy previsible. “Llegamos bien a la zona media, a partir de ahí fuimos muy lentos, a veces fallamos en el último pase y jugamos de forma muy obvia. Tenemos que poner a un jugador más entre los defensas de los adversarios”, sostuvo en la rueda de prensa posterior al partido.

Agregó que en la primera parte sus muchachos generaron opciones, pero en la segunda “faltó fuerza” y el equipo “no fue contundente”.

Aunque reconoció que lo que más le preocupa son sus propios errores, el técnico también criticó el estado del césped que “dificultó mucho” el juego.

 

últimas noticias

“Sascha” Zverev, maestro a los 21 años

Campoverde, el nuevo hogar del BMX en Boyacá