Brindar seguridad a 170 mil candidatos es un enorme desafío: Vargas Lleras

El ministro del Interior y de Justicia reconoció que es un gran reto evitar que haya filtración de grupos ilegales en las elecciones.

El Gobierno de Colombia admitió hoy en Bogotá que está ante el desafío de ofrecer seguridad a los cerca de 170.000 políticos que aspirarán a cargos de elección popular en los comicios locales y regionales de octubre próximo.

Es “un enorme desafío”, afirmó el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, ante la preocupación que han despertado recientes casos de asesinatos y ataque a candidatos.

Dos aspirantes a concejal fueron asesinados el pasado sábado en una localidad del Putumayo, departamento de la frontera sur con Ecuador, casos con los que se elevó a ocho el número de políticos en campaña muertos de manera violenta desde noviembre último en varias regiones del país.

Vargas Lleras reconoció que el desafío es “no solo para brindarles protección a aquellos que están en situación de riesgo, sino también para evitar que haya filtración de grupos ilegales”.

En este contexto, el ministro dijo que la oficina de derechos humanos de su dependencia ha recibido hasta ahora once solicitudes de protección por parte de candidatos.

Además, el programa especial de protección de la Policía Nacional “ya tiene dispuestos 270 esquemas de seguridad en operación”, agregó Vargas Lleras, que abordó el problema ante un auditorio de directores y editores de medios de comunicación, que celebran en Bogotá un encuentro.

El 30 de octubre los ciudadanos podrán elegir alcaldes, gobernadores, concejales y diputados (legisladores regionales) en la gran parte de los 1.120 municipios y 32 departamentos del país.