Bulls de Chicago, en semifinales del Este en la NBA

Entre tanto los Magic pelean por su vida y los Lakers tomaron un respiro.

Derrick Rose se sobrepuso a una lesión en un tobillo para guiar el martes a Chicago a semifinales del Este de los playoffs de la NBA, mientras en otra serie de esa zona Orlando pelea por su vida ante un rebelde Atlanta y en el Oeste los Lakers tomaron ventaja sobre New Orleans.

Rose, candidato a Jugador Más Valiso (MVP) de la temporada regular, anotó 25 puntos en 30 minutos y encaminó a los Bulls a un triunfo de 116-89 para ganar 4-1 la serie al mejor de siete juegos por la primera ronda de postemporada.

Chicago espera ahora por el desenlace de la llave entre Atlanta Hawks y Orlando, que lideran los primeros 3-2 luego de que los Magic logran ganar el martes 101-76.

En el Oeste, los Lakers se pusieron delante de los Hornets 3-2 al vencerlos en su cancha del Staples Center de Los Ángeles con pizarra de 106-90.

Rose sufrió un esguince en el tobillo izquierdo en el partido que los Bulls perdieron el sábado en casa de los Pacers (89-84), su única derrota en la serie.

"Sin palabras en este momento", dijo Rose. "Realmente no lo puedo creer. Es un gran logro. Estoy contento por mis compañeros de equipo, feliz por mi cuerpo técnico. Hicieron un gran trabajo".

Esta es la primera serie de playoffs que ganan los Bulls desde que barrieron a Miami en la primera ronda de la temporada 2007.

Chicago tuvo también soberbias actuaciones de Luol Deng con 24 cartones y el centro francés Joakim Noah, que terminó con 14 tantos, 8 rebotes, 3 asistencias y 4 bloqueos.

Danny Granger lideró a los Pacers con 20 puntos, pero la clave de su derrota fue las 21 pérdidas de balones cometidas.

En Orlando, Jason Richardson anotó 17 puntos y la banca de los Magic se mostró sólida, para vencer a los Hawks y mantener las esperanzas de convertirse en el noveno equipo en la historia de la NBA que da vuelta una serie tras ir perdiendo 3-1.

Con este triunfo, Orlando se acercó 3-2 en el tope y podría empatar la serie al mejor de siete juegos si gana el sexto partido el jueves en Atlanta, sorpresivo contendiente que le tiene contra la pared.

Con su estrella Dwight Howard amenazado por las faltas personales casi todo el partido, los Magic encontraron en el escolta Richardson al hombre que les salvó la noche, al encestar 6 de 14 tiros de campo y 3 de 6 triples.

Howard estuvo sometido a una defensa hasta de tres hombres de Atlanta, y se quedó en 8 puntos y 8 rebotes, sus cifras más bajas en esta postemporada.

Por Atlanta destacaron el alero Josh Smith, con 22 unidades y 11 rebotes, el centro dominicano Al Horford, con 9 puntos, 14 rebotes y 6 asistencias.

En Los Ángeles,
los Lakers compensaron el discreto desempeño ofensivo de su lesionado astro Kobe Bryant con un buen trabajo de equipo, y doblegaron a los Hornets 106-90 para ponerlos al borde de la eliminación.

Con el público a su favor y Kobe lastimado de una rodilla, los Lakers se apoyaron en un juego físico bajo los tableros para ponerse delante 3-2 en la serie al mejor de siete encuentros.

El técnico Phil Jackson dosificó sabiamente el tiempo de Kobe en la duela y le usó por 29 minutos, en los que su astro aportó 19 cartones, dándole mayor responsabilidad a la banca.

Andrew Bynum aportó 18 cartones y 10 rebotes, Pau Gasol 16 tantos y 8 tablas, Derek Fisher 13 unidades, Ron Artest 11 y Lamar Odom 13 saliendo de la banca.

Por New Orleans sobresalieron el alero Trevor Ariza con 22 puntos, el base italiano Marco Belinello con 21 y el armador Chris Paul con 20 y 12 asistencias.

El sexto partido de esta serie se llevará a cabo el jueves, en la arena e New Orleans.