Bulls jugarán la final del Este ante el Heat en la NBA

El equipo de Chicago superó el miércoles 93-73 a Atlanta para ganar la serie de playoffs 4-2, al mejor de siete.

Los pronósticos se cumplieron y los Bulls de Chicago lograron la ansiada vuelta a las finales de la Conferencia Este después de vencer por 93-73 a los Hawks de Atlanta en el sexto partido de la eliminatoria de semifinales que ganaron por 4-2 al mejor de siete.

El ala-pívot Carlos Boozer aportó 23 puntos, 10 rebotes, cinco asistencias y una recuperación de balón para que los Bulls, el equipo con la mejor marca de la liga durante la temporada regular, lograse su pase a las finales por primera vez desde 1998 y tener como rival a los nuevos "Beach Boys" de los Heat de Miami, que eliminaron 4-1 a los Celtics de Boston.

El base Derrick Rose, ganador del premio de Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, también hizo su trabajo al conseguir otro doble-doble de 19 puntos, 12 asistencias y cuatro rebotes.

Mientras que el alero sudanés Luol Deng anotó 13 puntos, el pívot Joakim Noah llegó a los 11 y el alero reserva Taj Gibson siguió en su línea ascendente con 10 tantos.

Pero si el ataque fue eficaz y ganador, la defensa de los Bulls no dio ninguna opción a los jugadores decisivos de los Hawks que como equipo se quedaron con sólo un 36 por ciento de acierto en los tiros de campo.

Los Bulls, que ya se habían ido al descanso con la ventaja parcial de 35-45, siempre estuvieron en control de las acciones y del marcador, sin que el factor campo, el Philips Arena de Atlanta, les generase ningún tipo de problema.

El equipo de Chicago, que no llegaba a unas finales de conferencia desde la última temporada que estuvieron juntos con el equipo el base Michael Jordan y el escolta Scottie Pippen, tendrá el reto más importante cuando se enfrente a partir del domingo a los Heat, en el United Center, en el primer partido de la serie al mejor de siete.

Los Hawks, en la misma línea de las últimas temporadas, confirmaron que carecen de un jugador estrella dentro del equipo y que el escolta Joe Johnson al que le pagaron decenas de millones para que siguiese como hombre franquicia no lo demostró en el campo en los momentos decisivos.

Teague anotó cuatro puntos, nada que ver con los 21 que había logrado en los dos partidos anteriores.

Tampoco los 18 puntos aportados por el ala-pívot Josh Smith iban a cambiar la historia del partido porque se quedó sin ayuda bajo los aros cuando más la necesitaba.

El pívot dominicano Al Horford no estuvo a su mejor nivel y los siete puntos y cuatro rebotes en 37 minutos de acción tampoco iba a ser la producción que los Hawks esperaban del jugador caribeño, que fue incluido en el Tercer Equipo de la NBA de la temporada regular junto con el escolta argentino Manu Ginóbili, de los Spurs de San Antonio.

Horford se quedó con sólo dos canastas de 10 tiros de campo, la misma marca que estableció el escolta reserva Jamal Crawford, el otro jugador clave en el ataque de los Hawks, que durante la temporada regular había sido decisivo en la ofensiva del equipo de Atlanta.