Cómo cayó segundo cabecilla de 'La Oficina de Envigado'

Es sindicado de innumerables muertes en Medellín, y municipios circunvecinos, y de la desaparición y posterior asesinato de tres mujeres que acompañaban a alias “28”.

La Dirección de Antinarcóticos con el apoyo de La Policía Metropolitana de Medellín, y en coordinación con La Fiscalía Seccional de Medellín y La Agencia Antidrogas DEA, tras cuatro meses de investigación, concreto la captura de Jesús David Hernández Grijales, alias “Chaparro”, segundo hombre al mando de la organización “Oficina de Envigado”.

El director de Antinarcóticos, general César Augusto Pinzón Arana, explicó que alias “Chaparro”, manejaba la estructura sicarial de este grupo criminal y la seguridad personal de Ericcson Vargas Cardona, alias “Sebastián”. Hernández Grisales está en el cartel de los más buscados en el área metropolitana de Medellín, y se ofrecía por información que permitiera su captura hasta 200 millones de pesos, dice el informe oficial.

“Hernández Grisales ha venido sembrando el “terror” en los barrios ubicados en la Comuna Nororiental y la Comuna Noroccidental, sindicado de innumerables homicidios, porque los hubiera perpetrado personalmente o los haya mandado ejecutar”, dijo el general señor Pinzón Arana.

La guerra que han venido librando Maximiliano Bonilla Orozco, alias “Valenciano”, jefe de La banda criminal de “Los Paisas”, contra Ericcson Vargas Cardona, alias “Sebastián”; se ha evidenciado no solo en Medellín, especialmente en las comunas, sino que se ha extendido a municipios circunvecinos como lo son: Itagüí, Bello, Envigado, Barbosa y La Estrella, donde alias “Chaparro” ha sido determinante en varios homicidios.

Un hecho que hay que resaltar con la captura de Jesús David Hernández Grisales, es estuvo involucrado en la desaparición de Judy Alejandra Castillo, Laura Cristina Echeverry Y Jennifer Puerta Saldarriaga, tres mujeres que el 29 de mayo del año pasado acompañaban a Diego Alejandro Mejía, alias “28”, un peligroso delincuente que Jesús David Hernández Grisales, mando a asesinar, dice el informe de prensa.

De igual forma, La Dirección de Antinarcóticos de La Policía Nacional considera que con la captura de alias “Chaparro”, van a disminuir las acciones delincuenciales frente a los homicidios, expendios de alucinógenos, extorsiones a comerciantes y la presión que se ha denunciado en los juegos de azar en Medellín y municipios circunvecinos.

En el momento de su captura Hernández Grisales, se identifico con una cédula a nombre de José Guillermo Machete, y al tratar de verificar su identidad bajo el proceso de impresión decadactilar, se confirmó que había alterado sus pulpejos para evitar su plena identificación.

Contra alias “Chaparro”, existen cinco órdenes de captura por los delitos de desplazamiento forzado, homicidio agravado, concierto para delinquir y porte ilegal de armas. De igual forma, entre sus antecedentes se registra que en diciembre de 2004 fue sentenciado a 25 años de cárcel por los delitos de homicidio y porte ilegal de armas, por lo que se encontraba prófugo de la justicia, indica el informe de la Policía Nacional.

Temas relacionados