Cae la poderosa reina de los tabloides

Rebekah Brooks, jefa del conglomerado de medios News International, renunció a su cargo por el caso de las interceptaciones del diario News of The World.

Rebekah Brooks, jefa de News International, el inmenso conglomerado de medios actualmente en problemas en el Reino Unido por haber interceptado ilegalmente los teléfonos de cientos de personas para obtener informaciones exclusivas, es la última víctima del escándalo. Brooks renunció a su cargo por la creciente presión y se puso a disposición de la comisión que investiga los hechos.


Brooks fue directora del  tabloide sensacionalista News of The World durante la época en que se cometieron las escuchas ilegales y fue llamada por el Parlamento a rendir explicaciones, justo un día después de que el magnate Rupert Murdoch y su hijo James fueran citados. Esta mujer, conocida como “la reina de los tabloides” (también fue directora de The Sun), era hasta su renuncia una de las personas más influyentes del mundo de la comunicación gracias a una mezcla infalible de ambición, encanto personal y habilidad para codearse con el poder.

Esta periodista mantiene desde hace muchos años una estrecha relación con Rupert Murdoch, quien ha dicho que la considera como una hija. Su carrera comenzó en 1989, cuando empezó a trabajar en el dominical News of The World como secretaria y en 2000, con 32 años, llegó a ser su directora, lo que la convirtió en la mujer más joven al frente de un periódico de ámbito nacional en el Reino Unido.

La voracidad por conseguir exclusivas llevó a Rebekah Brooks a utilizar durante toda su carrera métodos poco ortodoxos, como llenar de micrófonos una habitación o disfrazarse de sirvienta. El periodista Piers Morgan, que trabajó con ella, cuenta en su libro The Insider cómo carecía de escrúpulos a la hora de obtener exclusivas periodísticas.