Camilo Zúñiga: "Vamos lentos, pero seguros"

El defensa dice que Colombia va por buen camino y que este domingo hay que ratificarlo ante Bolivia.

Nació en Chigorodó, por lo cual es urabeño  desde que vio la luz el 14 de diciembre de 1985. Sin embargo, Camilo Zúñiga se ha destapado como un lateral brasileño. Fuerte, rápido, con un estilo picante. Desde Atlético Nacional, donde llegó a jugar como delantero, a esta actualidad que lo tiene en Nápoli de Italia y en la selección de Colombia, progresó con una velocidad meteórica. Debutó a los 16 años con la camiseta verdiblanca en el rentado y hasta formó parte de la Sub-20 que disputó el Mundial de Holanda 2005, al cabo la base de esta mayor que compite en la Copa América y sueña con Brasil 2014.

Hoy Camilo es una de las figuras de la tricolor. Quedó claro en el duelo con Argentina, cuando le ganó el pulso a Carlos Tévez, delantero del Manchester City inglés. Pavada de mano a mano le tocó al Chontico este ‘Roberto Carlos’ colombiano que mostró toda su categoría en un partido vital para las aspiraciones nacionales en el Grupo A. Por eso esta tarde, desde las 2:00, volverá a ser fundamental para abrochar la clasificación a los cuartos de final ante Bolivia en el estadio Brigadier López, donde juega de local Colón de Santa Fe, más conocido como ‘El Cementerio de los Elefantes’.

El jugador del Nápoli es uno de los puntos altos de la selección. Algunos compañeros le dijeron que lo vieron parecido a Dani Alves, el lateral brasileño que la rompe en el Barcelona. “Lo importante es darlo todo por esta selección. Creo que uno busca su estilo propio. Me gusta Dani Alves, también Roberto Carlos. Ojalá hiciera una carrera parecida a la de ellos”, dice sin borrar la sonrisa de su cara. De hecho, es uno de los jugadores más simpáticos del plantel. “Esa es mi forma de ser. Siempre quiero crear buen ambiente, entregar un poco de alegría”.

Mucho se habla del buen marcaje de Carlos Sánchez sobre Messi, pero usted le ganó el duelo a Tévez.

Sabíamos que Tévez se iba a venir con todo por mi sector. Por donde mire uno, Argentina tiene jugadores veloces e importantes, que son fuertes. Por eso teníamos que estar bien concentrados.

¿Lo mejor del equipo es la defensa, que mantuvo durante dos partidos el arco invicto ?

Creo que lo mejor fue el once, esa solidaridad que hubo de los delanteros, de Dayro, de Falcao, de Ramos. Los primeros defensores fueron ellos, que nos dieron una mano grande. Eso fue primordial para nosotros. Colombia se paró bien, con el criterio y ese deseo de jugar un gran partido.

Más allá del buen rendimiento, ¿no se quedaron con bronca por no haber podido ganar?

Nos fuimos con un saborcito amargo. Hicimos las cosas para ir ganando el partido. Pero, bueno, yo me fui contento por haber resaltado esa personalidad de Colombia. Sabíamos que íbamos a tener en frente a un gran rival y que teníamos que poner todo.

¿Ya se pueden sentir en la próxima fase?

No, todavía falta este partido contra un gran rival como es Bolivia, que a pesar de haber perdido con Costa Rica le empató a Argentina. Por eso tenemos que estar bien preparados, concentrados y seguir fuertes de la cabeza.

¿Y hasta dónde ven qué pueden llegar?, ¿a estar entre los cuatro primeros?

Sabemos que vamos paso a paso. Lentos, pero seguros. Aplomados. A Colombia todavía le falta llegar a su máximo nivel.

¿Se puso a pensar que si salen primeros y Argentina tercero, podrían volver a enfrentarse en los cuartos de final?

Que sea lo que Dios quiera. Igual, nos estamos preparando para grandes cosas porque este es un equipo que está pensando en el objetivo del Mundial.

La gente está ilusionada.

Como te digo, nosotros vamos por la eliminatoria y el Mundial, por eso tenemos que sacarle provecho a esta Copa América. Como todo colombiano, estoy contento. Sabemos que hicimos un gran partido, esto no termina acá.

Bolivia, el adversario de esta tarde, no contará con dos de sus mejores jugadores, ya que ante los ‘ticos’ fueron expulsados Walter Flores y Ronald Rivero. Y en este partido clave se centra Zúñiga, metido como todos sus compañeros en esta cruzada continental.

¿Qué tiene que corregir Colombia para poder ganar hoy?

Hay que cambiar algunas cositas. El ‘profe’, después de cada partido, nos reúne a la noche y siempre nos dice en qué nos equivocamos a través de los videos. Hay que trabajar duro porque el partido con Bolivia no va a ser para nada sencillo. Ellos demostraron jugar bien, tienen armas.

¿Este partido será fundamental para aprender el libreto?

Lo que nos gustó y tenemos que rescatar es la personalidad y la entrega. Contra Argentina sabíamos que iba a ser esa clase de partidos en los cuales hay que dejar todo, ante un rival que tiene grandes jugadores, al mejor del mundo como es Messi, y nos preparábamos para ello. Por eso, lo que llena de satisfacción es la actitud.

Hay algo que seguro tendrán que mejorar. Tanto usted como Armero tienen en el área al mejor cabeceador del fútbol europeo y no le tiran centros. ¿Cómo es posible?

Sí, puede ser que nos haya faltado abastecer mucho más a Falcao, pero esa no tiene que ser la primera opción. Colombia es fuerte con la pelota al piso, por eso creamos mucho espacio.

¿Cómo hacer para no relajarse, para que se vea una Colombia más parecida a la del partido con Argentina en lugar de la que se observó contra Costa Rica?

Lo importante es seguir con los pies sobre la tierra. Seguir concentrados, saber que en frente vamos a tener un rival como Bolivia, que es bueno, y hacer las cosas bien.

Cuando un equipo sale a atacar a Colombia, las cosas parecen más sencillas. Cuando se le cierran atrás, se le complica, ¿por qué?


Argentina nos permitía jugar, más allá de que estuvimos bien parados. Esperemos mantener un poquito más de continuidad en el juego y mirar a Bolivia como si fuera Argentina y seguir así. Ellos hicieron un gran papel ante Argentina. Y será un partido vital para ellos y para nosotros. Tenemos que estar concentrados.

¿Bolivia los respetará tanto como lo hicieron con Argentina o piensa que van a salir a atacarlos?


Va a ser un partido complicado. Es una selección que mostró que está para grandes cosas y no podemos dejarlos jugar con libertad.

¿Se va a ver una Colombia más explosiva en ataque?


Lo importante es no perder el orden. Tenemos que tratar de no dejarles huecos a ellos para aprovechar los espacios que dejen cerca de su arquero y lastimarlos en la zona de gol.

¿Cómo se hace para terminar con la falta de definición?


Metiéndola. Así de simple. Hay que estar tranquilos en esa zona y tener la mente fría para poder definir los partidos.

últimas noticias

El modelo Pékerman está en juego

Lewandowski: más que un goleador

“Bolillo” Gómez, el mundialista