Carla Bruni: por Francia mi marido debe ser candidato en 2012

La tercera esposa del presidente francés, Nicolás Sarkozy, expresó su deseo de que el mandatario sea reelegido.

 Carla Bruni, esposa del presidente francés Nicolas Sarkozy de quien espera un hijo, afirmó el viernes que "por Francia" quiere que su marido sea candidato a un segundo mandato en 2012.

"Sí, lo deseo por Francia", respondió en una entrevista al diario Nice Matin la ex cantante y modelo de origen italiano que en febrero de 2008 se convirtió en la tercera esposa de Sarkozy, de quien espera un bebé.

El mandatario conservador francés, que llegó a la presidencia en mayo de 2007, dijo que en el "otoño" boreal anunciará si aspira a un segundo mandato en las elecciones presidenciales del año entrante, aunque su candidatura es prácticamente un hecho.

Al referirse a su embarazo, Carla Bruni, de 43 años de edad, sostuvo que fue "imprevisto" e "inesperado". Tanto Bruni como Sarkozy evitaron confirmar el embarazo durante varios meses, y lo hicieron en la Cumbre del G8 en Deauville a fines de mayo mediante elocuentes imágenes y sin ninguna declaración.

La prensa del corazón publicó recientemente otras fotografías del matrimonio presidencial en la playa en el sur de Francia que muestran las nuevas curvas de Carla Bruni.

Interrogada sobre el sexo del bebé, la esposa de Sarkozy, a quien la prensa se refiere como "primera dama" aunque tal figura no está contemplada en la Constitución francesa, respondió "no lo sé ni siquiera yo".

Respecto a un segundo mandato de su marido, Carla Bruni explicó "para mí, dama de Francia, no es una carga"."Tres años así, es mucho menos agotador que diez años como modelo", aseguró.

Esta entrevista de Carla Bruni fue publicada al día siguiente de la fiesta nacional francesa del 14 de julio. Esta vez, ella no asistió al tradicional desfile militar en los Campos Elíseos.

En marzo pasado, Carla Bruni había indicado que "como esposa, no deseaba realmente" que su marido aspirara a su reelección en la presidencia de Francia.

"¿Quizá tengo ganas de vivir lo que nos queda por en vivir en paz? No obstante, cualquiera sea la situación o las decisiones que tome mi marido, lo acompañaré tranquilamente", había dicho.