Cartera morosa del Hospital Simón Bolívar es de $106 mil millones

$70 mil millones corresponden a pagos no hechos por EPS subsidiadas.

Luis Guillermo Cantor Wilches, gerente del Hospital Simón Bolívar, reveló que la cartera morosa del hospital asciende a más de 106 mil millones de pesos; 70 mil de ellos corresponden a pagos no hechos por EPS subsidiadas de Bogotá y de otros lugares del país.

“La cartera es de varios años, tenemos entidades en los cuales la cartera lleva más de 5 años y nos hacen abonos muy bajos que no cubren ni siquiera los servicios nuevos que estamos prestando, en total la deuda que tienen los diferentes pagadores de EPS subsidiadas, contributivas y entes territoriales asciende a más de 106 mil millones de pesos”, señaló Cantor.

Según el gerente, las EPS subsidiadas que más le adeudan al hospital son Caprecom, Salud Total, Humana vivir y Salud Cóndor, cartera de hace dos años que suma 30 mil millones de pesos.

“Hemos iniciado el cobro jurídico con entes que no han pagado por la vía amigable, también hemos tenido que acudir a la Secretaría de Salud para replantear los contratos que tenemos con este ente distrital, en este sentido, ellos han colaborado para que haya algo de liquidez en el hospital”, sostuvo Cantor, quien a su vez explicó que por ejemplo con la Secretaría de Salud se han hecho contratos de prestación y venta de servicios por los que se han girado recursos, sin embargo, reiteró que aunque esa estrategia ha servido como colchón, llega un punto en el cual no es viable en el sistema que un ente territorial esté solventando las deficiencias administrativas de las EPS, porque es obligación que se cancelen los recursos que a cada entidad o ente le corresponde.

“La Secretaría de Salud nos compra servicios, por ejemplo de la población que no tiene una EPS, que no tiene capacidad de pago, que se llaman participantes vinculados y que están a cargo de la Secretaría de Salud de Bogotá, entonces nosotros lo que hacemos es que la plata que gira la Secretaría la retribuimos en consultas, cirugías y otros servicios para la población participante vinculada”, expresó.

Cantor explicó que las EPS no pagan o se demoran en los pagos por una excesiva tramitología. “Los recursos llegan a las EPS y ellos empiezan a colocar objeciones y obstáculos para los giros, tenemos EPS con las cuales hemos acordado el monto de la deuda, pero aun así no giran, ellos administrativamente tienen una cantidad de pasos que hacen que realmente los recursos se demoren muchísimo entre el momento en que el departamento o Distrito le gira a la EPS y estás le giran al hospital”.

Los hospitales que prestan servicios de alta complejidad, es decir, los de tercer nivel de Bogotá, como el Santa Clara, Kennedy, Tunal, y Simón Bolívar, son los más afectados.

Luís Guillermo Cantor planteó evaluar el papel de la EPS, “uno en una empresa sostiene un servicio si este le genera algo de valor o de mejora al producto final, pero la EPS no le genera algún tipo de mejora ni de valor al servicio de salud de Colombia, lo único que hace son trabas y más obstáculos para que los recursos no fluyan”.

El Hospital Simón Bolívar continuará prestando los servicios de salud, sin embargo, Cantor advirtió que de continuar el no pago por parte de las EPS, “es insostenible que los hospitales sigan trabajando normalmente”.