Casa Blanca acusa a Siria de incitar enfrentamientos en frontera israelí

El gobierno de EE.UU. criticó duramente a Siria y aseguró que Israel está en todo el derecho de defenderse.

La Casa Blanca acusó a Siria de incitar los enfrentamientos registrados este fin de semana entre palestinos y las fuerzas israelíes en la frontera y consideró que se trata de “un comportamiento inaceptable”.

En declaraciones desde el avión Air Force One, donde acompaña al presidente Barack Obama en una visita a Memphis (Tennessee), el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que su Gobierno lamenta la pérdida de vidas pero aseguró que Israel tiene derecho a defenderse.

Tras lanzar un llamamiento a la calma para todas las partes implicadas, indicó que Israel “tiene el derecho a impedir el cruce no autorizado de sus fronteras”.

Carney criticó duramente al Gobierno sirio, al que acusó de incitar a la violencia para distraer de la violenta represión que efectúa contra las manifestaciones que vive en su propio territorio para exigir cambios democráticos, donde han muerto decenas de personas.

“Nos oponemos firmemente a la implicación del Gobierno sirio en la incitación a las protestas de ayer en los Altos del Golán” , declaró el portavoz.

“Tal comportamiento es inaceptable y no distrae la atención de la represión del Gobierno sirio contra los manifestantes en su propio país” , explicó.

Las declaraciones se producen después de que marchas palestinas hacia las fronteras con Israel para conmemorar el “Día de la Catástrofe” o Nakba, el exilio palestino coincidiendo con la creación del Estado israelí, se saldaran con sangrientos enfrentamientos con las fuerzas israelíes.

Diez personas murieron el domingo y 112 resultaron heridas en la localidad meridional libanesa de Marun el Ras cuando soldados israelíes intentaron impedir a tiros que miles de manifestantes se acercaran a la frontera.