"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

Casi de acuerdo en la reforma

Ministerio de Educación aceptó una buena parte de las propuestas que hicieron las universidades. Entidades con ánimo de lucro, aspectos financieros y el rol de instituciones técnicas y tecnológicas siguen dividiendo las opiniones.

Un interesante proceso de diálogo se ha gestado en los últimos meses entre las universidades y el Gobierno. Lejos de las acostumbradas marchas, cese de actividades académicas y, a veces, gases lacrimógenos y piedras, la propuesta de reforma a la educación superior esta vez se ha debatido en conversaciones francas y directas, donde cada uno ha defendido con argumentos sus puntos de vista.

Esto, por supuesto, no significa que el Gobierno y los rectores hayan encontrado la fórmula mágica para conciliar las posiciones diametralmente opuestas en ciertos aspectos, pero sí demuestra el interés común por reformar un sector del que depende en buena parte el desarrollo futuro.

“La reunión del martes pasado fue muy positiva. Pienso que los rectores quedaron gratamente sorprendidos con la cantidad de propuestas presentadas por ellos que incorporamos en la reforma”, dijo la ministra de Educación, María Fernanda Campo.

El entusiasmo por el lado de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún) no era de la misma intensidad que el de la ministra, pero los rectores reconocieron el esfuerzo del Gobierno por acoger sus propuestas. “La reunión importante será el próximo 14 de julio, cuando el Ministerio exponga el articulado final que se presentará al Congreso”, advirtió Carlos Hernando Forero, secretario general de Ascún. No cayó muy bien entre los rectores el afán del Ministerio por mostrar a la opinión pública un acuerdo cuando aún existen desacuerdos.

Avances

De los puntos que toca la reforma, donde más se han conciliado las posiciones es en el financiamiento de la educación pública. El Ministerio acogió la propuesta de los rectores de incrementar en 3%, desde 2012, el presupuesto base de las universidades. Incremento que se sumará cada año hasta 2022.

En lo que no cedió el Gobierno es en la forma de distribuir esos nuevos recursos, que podrían rondar los $1,5 billones. Como sugirió en la propuesta inicial, el nuevo chorro de dinero se repartirá de acuerdo con los indicadores de cobertura, calidad e investigación. Con esto, el Gobierno busca equilibrar cargas, pues hoy el 51% del presupuesto para educación superior se reparte en tres universidades: U. Nacional, U. de Antioquia y U. del Valle. También es una herramienta para presionar a las universidades a que trabajen en función de mejorar el servicio y la calidad de la educación.

El rector de la Universidad Nacional, Moisés Wasserman, señaló que los puntos acogidos por el MEN no dejan satisfecho al sector universitario: “Se acogió apenas una propuesta de sostenibilidad financiera. Si queremos avanzar en el desarrollo del sistema de educación superior, se requieren propuestas concretas en los temas de cobertura con calidad, crecimiento de las universidades regionales y posicionamiento de nuestras universidades de investigación en el ámbito internacional”.

La Ley de Regalías, que destina 10% a innovación, ciencia y tecnología, así como recursos adicionales dependiendo del crecimiento de la economía, son dos fuentes adicionales que para la ministra Campo deberían tener contentas a las universidades: “Ahí está la plata. Pero no les va a llegar caída del cielo. Tendrán que formular proyectos”.

Ánimo de lucro

Otro de los temas álgidos de la reforma es que abre la puerta a instituciones con ánimo de lucro. El Gobierno se mantiene aferrado a esta idea. Según la ministra, los nuevos recursos no son suficientes para intentar llevar la cobertura del 37 al 50% para 2014 y ofrecer una alternativa educativa a los más de 600.000 bachilleres que cada año se gradúan. Insisten en la presencia de nuevos capitales privados y por ello pusieron algunas ‘cortapisas’ para evitar excesos y descalabros.

José Fernando Isaza, rector de la Universidad Jorge Tadeo Lozano y presidente de Ascún, fue enfático en señalar que, a pesar de los controles anunciados por el Ministerio, las preocupaciones se mantienen. Isaza aseveró: “La educación es un bien público y no debe ser mercantilizado”.

Técnicas y tecnológicas

Otro de los puntos en que se mantienen posiciones contrarias es en el papel que desempeñarían las instituciones técnicas y tecnológicas. Mientras el Gobierno busca fortalecerlas al incrementar su presupuesto, otorgándoles autonomía, e incluso permitiendo que ofrezcan programas de posgrado, a las universidades les preocupa que se igualen sus roles.

Si lo que el Gobierno quería era un tercer actor en este debate terciando a su favor, lo logró plenamente. “El proyecto nos trae inmensas ganancias a las instituciones de educación superior. Apoyamos plenamente la propuesta”, señaló Carlos Prasca, vocero de la Red de Instituciones Técnicas y Tecnológicas.

Según Prasca, “las universidades temen que los ingresos en las regiones no sigan en el mismo nivel” y piensa que el proyecto de contrarreforma es una excusa de las universidades para no perder las ventajas presupuestales: “Se quieren atrincherar. Se quieren encerrar para que nadie más acceda a sus privilegios”.

Sobre el ambiente que le espera a la propuesta en el Congreso de la República, la ministra aseguró que lleva seis meses haciendo pedagogía entre los congresistas, reuniéndose con cada uno de ellos para explicarles los alcances de la ley.

Por su parte, la Ascún y el SUE están a la espera del articulado final, que sería presentado en la próxima legislatura, pero advierten que de no lograrse un acuerdo en torno a sus propuestas, darán la batalla en el Congreso.

Reforma del sistema educativo universitario

FINANCIACIÓN

1. Las instituciones técnicas, tecnológicas y las universidades recibirán un aumento del IPC más 3% de recursos a partir de 2012 y hasta 2022. Dicho crecimiento se dará año a año y de manera individual.
2. Universidades piden que el sólo el 50% de este aumento se distribuya según indicadores de calidad. Gobierno se sostiene en que sea el 100%.
3. Recursos adicionales. Mientras que las universidades proponen que todo nuevo ingreso se sume a la base, el Gobierno propone entregar, según el crecimiento de la economía del país, recursos adicionales así:
4. Regalías. Con la reciente aprobación de la Ley de Regalías el 10% (aproximadamente un billón de pesos) se destinará a financiar macro proyectos de investigación que en gran medida van a beneficiar a las universidades. El consejo que decide la distribución de ese dinero está integrado por representantes de 4 universidades públicas y 2 privadas. En la Ley de Regalías también se determinó que las entidades territoriales pueden destinar parte de los recursos que reciban a financiar proyectos de infraestructura universitaria.
5. No se acoge por ahora la propuesta de otorgar  tratamiento preferencial en servicios públicos y impuestos prediales pues se trata de  impuestos territoriales por fuera de la jurisdicción del Ministerio. Lo mismo sucedió con la petición de reconocer mayores recursos para pagar los puntos que obtienen los docentes que hacen investigación por considerar que se afectan normas que tienen impacto fiscal.

AUTONOMÍA

Las universidades y las instituciones técnicas y tecnológicas tendrían el mismo grado de autonomía.  En cuanto a estas últimas, tendrían autonomía presupuestal y se convertirían en Entes Autónomos Universitarios (EAU). El Ministerio incorporó buena parte del articulado propuesto por ASCUN y SUE para reglamentar la autonomía universitaria.
El proyecto de ley estatutaria, presentado por ASCUN el pasado 23 de junio, busca que la autonomía sea un derecho fundamental. Aunque el gobierno estudia la propuesta, anticipó que no parece una opción jurídica viable.
Universidades con ánimo de lucro
El Ministerio de Educación mantuvo su posición, argumentando que los recursos son insuficientes para suplir el déficit de cobertura. La idea de aceptar el ingreso de entidades con ánimo de lucro sigue en el proyecto pero se agregaron cinco “cortapisas” para evitar riesgos:
1. Las universidades con ánimo de lucro se constituyen como sociedades anónimas y deberán pedir una autorización al ministerio de educación una autorización para operar. El Ministerio de Hacienda se encargará del análisis del capital y los socios involucrados.
2. El Ministerio expide una autorización por cinco años, que puede ser renovada al término de dicho período, para monitorear la calidad y la prestación del servicio. Para que una institución de educación superior obtenga una licencia indefinida, debe obtener la acreditación institucional .
3. Las instituciones con ánimo de lucro que tengan estudiantes con crédito del ICETEX, deberán ofrecer garantías financieras para respaldarlos.
4. Antes de que las instituciones entreguen sus dividendos, el Ministerio verificará que el dinero que se reparta no afecte la sostenibilidad y la calidad de la educación.
5. Tendrán un límite de participación en el mercado educativo.

SENA
Tendrá que acreditar todos sus programas técnicos y tecnológicos ante el Minsiterio.

MAESTRÍAS Y DOCTORADOS

Las instituciones técnicas y tecnológicas que logren la acreditación institucional tendrán permiso para ofrecer estudios de posgrado.

ESTUDIANTES

Las instituciones de educación superior o quien otorgue crédito educativo, podrá organizar un sistema de pago de crédito contingente al ingreso. Es decir, que el estudiante al graduarse paga de acuerdo a su ingreso mensual.
El crédito educativo será con tasa de interés real igual a cero. Por ley se crea beca-crédito donde se condona la totalidad dependiendo de resultados en Ecaes, y también un porcentaje del crédito educativo si termina formación se condona para reducir.

Cronología de la reforma educativa

Marzo: El Ministerio de Educación Nacional, en cabeza de María Fernanda Campo, presentó a la comunidad académica el proyecto de reforma de la Ley 30 de educación de 1992.
Abril, mayo y junio: La Asociación Colombiana de Universidades (ASCUN)  y el Sistema Universitario Estatal (SUE) integraron varias mesas de estudio para discutir y proponer un proyecto que modificara las reformas presentadas por el Gobierno. Durante las discusiones, anunciaron la creación de un proyecto de ley estatutaria sobre autonomía universitaria.
23 de junio: Los rectores presentaron el proyecto de ley que proponía cambios a la reforma del Ministerio de Educación y la ley estatutaria. El proyecto, compuesto por nueve títulos principales, trató los temas de autonomía, inspección y vigilancia, investigación, internacionalización y financiamiento.
5 de julio: La ministra Campo anunció la inclusión de algunas propuestas de los rectores en cuanto a autonomía y financiamiento. Persistió la posición de apoyar la creación de universidades con ánimo de lucro. El Ministerio se reunirá con las instituciones técnicas y tecnológicas, el SENA y la Asociación Sindical de Profesores Universitarios.
17 de julio: El ministerio pondrá el articulado final a disposición de los rectores asociados el articulado final.
20 de julio: El documento será radicado en el Congreso al comienzo de la nueva legislatura.