Cerca de 50 mil soldados y policías garantizarán seguridad a los viajeros

Se estima que 2 millones de vehículos se movilicen durante el puente de San Pedro.

Cerca de 25 mil soldados del Ejército y 25 mil policías de la dirección de Tránsito y Transporte integran el dispositivo especial para brindarle seguridad de todos los viajeros en las carreteras del territorio nacional, que durante las festividades del San Pedro, se moviliza un alto flujo de viajeros.

La implementación de retenes móviles, la presencia en los ejes viales y el acompañamiento de las caravanas de viajeros, son algunas de las medidas que se intensifican durante este mes, con el fin de garantizar que más de dos millones de viajeros que se movilizan por los corredores viales no tengan inconvenientes.

Asimismo, el dispositivo incluye el acompañamiento helicoportado por parte de la Policía en algunos departamentos, donde se estima que se presente un mayor flujo vehicular.

Entre tanto, el Ejército dispuso de otro número considerable de efectivos que estarán desplegados en diferentes regiones del país, para proteger la infraestructura energética y bienes comunes de la nación.

Además que se intensificarán las operaciones contra las Farc y las bandas delincuenciales en las zonas rurales y urbanas, con el fin de neutralizar cualquier acto terrorista que pueda afectar a la población civil.

Según informó la Dirección de la Policía, el puente anterior, conocido como el de Corpus Christi, registró un incremento de 11,19 por ciento en el desplazamiento de automotores, equivalente a 194 mil carros adicionales con respecto al mismo período de 2010. El incremento más significativo se presentó en Cundinamarca, donde 640 mil vehículos transitaron por las vías del departamento, mientras en el caso de Antioquia el aumento fue del 4.44 por ciento.

Entre el 25 y el 27 de Junio pasados, la accidentalidad se redujo en 39 por ciento con un total de 41 incidentes, al cabo de los cuales no obstante la muerte de 6 personas, se salvaron 26 vidas con respecto a las cifras del año anterior. En el mismo lapso, la ocupación hotelera en los principales destinos turísticos pasó del 36 al 41 por ciento.