"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 9 horas

Cerré los ojos en cada penalti pateado por Millonarios: Elkin Blanco

Fue el encargado de blindar el mediocampo ante equipo que le dio la oportunidad de debutar como profesional.

Millonarios amanece este lunes con la satisfacción de haber tumbado una incógnita más en este 2011. Primero superó la fase ‘todos contra todos’ tras siete semestres de frustraciones, acabó con la paternidad que había ejercido Once Caldas en Bogotá en los últimos 11 años y luego en Manizales se encargó de dar el 'golpe de gracia' al apartar del camino al favorito de todos en la serie de cuartos de final.

Es cierto que los héroes de Millonarios, bien conocidos por todos como lo son los Nelson Ramos, Edison Toloza y Mayer Candelo, entre otros, son las piezas clave del engranaje que este semestre puso a funcionar con éxito el técnico Richard Páez. Pero también hacen parte de esa maquinaria las alternativas que tiene el equipo en el banco de suplentes.

Más allá de las cuestionadas decisiones del técnico venezolano a la hora de mover dicho grupo de jugadores, estos últimos siempre entran al campo de juego frescos y con toda la intención de dar un aire nuevo al equipo.

Elkin Blanco hace parte de ese grupo de futbolistas a quienes Páez siempre tiene como ‘as bajo la manga’ para resolver una partida.

El chocoano entró el domingo en el juego ante Once Caldas para echarle una mano a un solitario Juan Esteban Ortiz, con el fin salvaguardar el resultado (1-0) que hasta entonces mandaba la definición de la serie a la tanda de penaltis. El de Acandí cumplió con lo cometido.

“El profe me pidió que entrara a cerrar el partido y a evitar que nos siguieran llegando por el medio del campo, gracias a Dios pude cumplirle y ya luego se dio el resultado que todos estábamos esperando”, explicó el jugador al término del partido en diálogo con Elespectador.com

Blanco, sin embargo, no pudo ocultar su sentimiento agridulce tras la clasificación, pues Millonarios eliminó al equipo que lo puso a debutar en 2008 con 19 años y con el cual se dio a conocer para luego hacer parte de la selección Colombia sub 20, con la que incluso anotó un gol en el Sudamericano de la categoría en Venezuela 2009.

“Yo estoy muy contento, triste lo de Once Caldas. Sí, fue el equipo que me dio la oportunidad de jugar como profesional, pero ahora estoy feliz por Millonarios, por Bogotá, por la hinchada y porque es la primera vez que juego unas semifinales. Hay que aprovechar esto porque la felicidad es enorme”, sentenció el mediocampista.

Blanco no lamenta que sus minutos en la cancha sean escasos, porque finalmente el manejo que le ha dado Páez a la plantilla ha sido exitoso y no es egoísta al reconocer que el bien común prima sobre el personal.  Eso sí, recibió con gratificación la convocatoria para ir al banco de suplentes en Manizales, ya que en el juego de ida en Bogotá ni siquiera formó parte del grupo de alternativas.

“Yo las cosas me las he tomado con tranquilidad porque Millonarios tiene muy buenos jugadores en mi posición. Siempre trabajo para que cuando me den la oportunidad pueda salir a aprovecharla , rendir al profe y para que él se sienta tranquilo con mi trabajo”, agregó el jugador de 22 años.

Para Blanco la clasificación en la tanda de penaltis no fue sorpresa dentro del grupo de jugadores, al recordar que Millonarios nunca bajó los brazos hasta el pitazo final en cada uno de los partidos disputados este semestre.

Aunque no escondió su nerviosismo durante los minutos que duró la definición desde los 12 pasos, al punto que “cerraba los ojos cuando pateaba Millonarios (…) y de otra parte sabía que allí nosotros teníamos un gran portero como Nelson Ramos, confiaba mucho en él”.

Finalmente el volante de contención del equipo embajador hizo un llamado a la fanaticada de Millonarios para que colme nuevamente las graderías del estadio El Campín en el duelo semifinal ante Equidad Seguros.

“Les pido que tengan fe y se unan a este grupo para que juntos tiremos para el mismo lado. El apoyo va a ser fundamental y ojalá las cosas nos salgan como las estamos pensando”, instó Blanco luego de dedicar la clasificación “a mi familia, a mi madre y a mi hijo, quienes son mi soporte en los momentos difíciles y por quienes siempre trato de hacer las cosas bien para que se sientan orgullosos de mí”.

Tanto Blanco como el resto del equipo dejaron en Manizales la efervescencia que significó el haber eliminado al actual campeón del fútbol colombiano y ahora todos los objetivos están enfilados en superar la semifinal ante Equidad Seguros, motivo por el cual “sólo me queda seguir trabajando y aprovechando al máximo cada oportunidad en el campo de juego”.