Chávez no se considera "imprescindible" para la revolución

Señaló que son tristes las revoluciones que dependen de un solo hombre.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, afirmó, en una entrevista publicada por el diario uruguayo La República, que no se cree "imprescindible" en la revolución bolivariana, y que son "tristes las revoluciones que dependen de un solo hombre".


En la entrevista, que se realizó el pasado miércoles durante la visita a Montevideo del mandatario venezolano, Chávez explicó los pormenores de sus años de gobierno y reflexionó sobre el contenido y el desarrollo del "socialismo del siglo XXI" que pretende impulsar.


Chávez consideró que una revolución que sólo depende de un líder "no es una revolución en realidad", ya que es "demasiado frágil".


En ese sentido apuntó que la situación en Venezuela ha avanzado, ya que su Gobierno está haciendo "un esfuerzo muy grande" para promover "el poder popular, organizaciones populares, el Partido Socialista Unido", explicó el mandatario venezolano.


"Aliado con otro partidos y los movimientos sociales. Un proyecto mucho más entendido por la gente. Una juventud participativa protagónica. Esa es la garantía de una revolución. Jamás será un ser humano, por más genio que pueda ser", afirmó Chávez.


Asimismo, el presidente destacó que el proceso de cambio que lidera en su país lo que busca realmente es darle el poder al pueblo, lo que va más allá de la democracia representativa, que no es más que una forma "de expropiarle al dueño del poder, el poder".


"Esa es la democracia que defiende EE.UU. Que tanto defiende el llamado posmodernismo, porque termina quitándole el poder, eliminándole al pueblo todo vestigio de poder. Lo deja impotente", afirmó.


Así, el "camino crítico" de los bolivarianos es "una nueva forma de crear poder y distribuir el poder", motivo por el que "las élites se oponen con tanta furia a un proyecto" como el suyo, "que está distribuyendo el poder, pero bajo un nuevo concepto. El poder obediencia".


"Yo soy presidente, pero no para mandar. Mando obedeciendo. He ahí el camino crítico (...) Creo que no se trata de acercar el poder al pueblo. Hay que darle, transferirle, poder al pueblo", sentenció.


Chávez también apuntó que su proyecto socialista siempre combatió al "fundamentalismo de mercado" con la idea de crear una "economía diversificada y la democracia económica".


De este modo, el líder caribeño señaló que están construyendo todo un sistema, con nuevas cadenas productivas y propiedad social que evita "las manos especulativas y especuladoras de las cadenas capitalistas".


En cuanto a su relación con los medios de comunicación, Chávez indicó que los grandes "diarios de la burguesía" fueron quienes le "montaron un golpe abiertamente", y que lo que ocurre ahora en su país es que la correlación de fuerzas ha ido cambiando y "ya no hay una plena hegemonía de esa burguesía dueña de los medios".


Así, dijo que en Venezuela "ha nacido como una explosión ruidosa los medios de comunicación alternativos, que eran perseguidos (...) y ahora una ley y el Estado los apoyan con recursos técnicos y financieros".


"Estamos enfrentándolo (a los medios burgueses) como hay que hacerlo, con libertad y te digo hasta con una tolerancia infinita. A mí me han sacado cada cosa por televisión, cada insulto, cada injuria que no sería permitida en ningún Estado de Derecho", concluyó.
 

Temas relacionados

 

últimas noticias