Chicago crea oficina de apoyo a los inmigrantes

La oficina para los Nuevos Americanos asegurará a cada inmigrante ser un "miembro productivo de la sociedad".

El alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, anunció la creación de una oficina especial denominada Nuevos Americanos para apoyar a las comunidades inmigrantes y fortalecer sus contribuciones a la vida económica, cívica y cultural de la ciudad.

La vitalidad de Chicago ha sido construida sobre la base de los inmigrantes que vienen a disfrutar de nuevas libertades y oportunidades”, dijo Emanuel en un comunicado. “Quiero convertir a Chicago en la ciudad que trata mejor a los inmigrantes en el mundo” , agregó.

Según el alcalde, que cumple así con una de sus promesas de campaña, la oficina para los Nuevos Americanos asegurará a cada inmigrante los recursos necesarios para convertirse en “miembro productivo de la sociedad” y contribuir con la ciudad.

Entre los cometidos de la oficina figura la creación de sociedades con organizaciones comunitarias, instituciones educativas y el sector privado.

Se buscará establecer políticas centralizadas que aseguren a los recién llegados el acceso a información importante sobre educación, seguridad pública, salud y servicios municipales.

Habrá una mejor coordinación entre el Gobierno municipal y organizaciones comunitarias para aumentar el acceso a programas existentes a nivel municipal, estatal y federal.

Se facilitará asimismo el establecimiento de negocios de empresarios y emprendedores inmigrantes y se fomentará la participación de los padres inmigrantes en las actividades de las Escuelas Públicas de Chicago, donde hay un 40 por ciento de hispanos entre los 400.000 alumnos.

Para ayudar a los inmigrantes también se expandirá la enseñanza gratuita de inglés en los colegios comunitarios y otros centros de educación para adultos.

En los planes inmediatos de Emanuel figura la asignación de recursos, creación de la infraestructura, personal y página en internet de la oficina con el objetivo de que “los inmigrantes puedan navegar el sistema y acceder a los recursos que merecen y tienen derecho”.

La oficina, cuyo director todavía no ha sido designado, promoverá igualmente la ciudadanía de los inmigrantes que sean residentes permanentes y estén en condiciones de solicitar la nacionalización.

Este trabajo será coordinado con organizaciones comunitarias, agencias federales y el Gobierno de Illinois, que tiene una oficina similar desde hace varios años y dos centros de bienvenida de inmigrantes en los suburbios de Chicago.

Asimismo se confirmó el apoyo del nuevo alcalde a la Dream Act de Illinois que permitiría conseguir fondos privados para que los estudiantes indocumentados puedan ir a la universidad.

Se establece que la administración apoyará la ley y recaudará fondos para complementar el programa estatal.

En el informe inicial sobre prioridades de Emanuel al asumir el cargo en mayo se estableció que el costo de los estudios es la principal razón por la cual mucha gente no tiene acceso a universidades en los Estados Unidos.

Si los jóvenes inmigrantes de Chicago no reciben apoyo les negamos el acceso a préstamos de bajo costo que hacen posible la universidad para otros”, agrega.

Emanuel dijo que hará un llamado a empresarios e individuos para que participen en el establecimiento de un fondo de apoyo financiero a los estudiantes indocumentados.

En Chicago rige una orden ejecutiva del alcalde anterior, Richard M. Daley, que prohíbe a la policía cooperar y actuar como agente de inmigración.

Emanuel ratificó la categoría de santuario que tiene la ciudad para los más de 250.000 indocumentados que viven en el área, en su mayoría de origen mexicano.