Cierran 'grifo' de gasolina para congresistas

El Senado anunció que no dará más vales de gasolina a los miembros de la mesa directiva de la corporación.

Una medida extrema frente al gasto de combustible tomó este miércoles el Senado de la República.

Se anunció que se cerrará el ‘grifo’ a la entrega de dinero de la corporación a la mesa directiva para ‘tanquear’ los vehículos del presidente y los dos vicepresidentes de la Cámara Alta.

El propio presidente del Senado, Armando Benedetti, dijo que “como cualquier ciudadano” los legisladores y funcionarios del Estado deben gastar de sus bolsillos el costo del combustible para los vehículos en los cuales se movilizan.

Yo voy a comenzar con quitarles la gasolina que usan las mesas directivas, esa medida será para siempre”, aseguró.

Al año ese gasto implica cerca de $800 millones para el Senado, lo cual consideró Benedetti una “torpeza”.

A la vez, el presidente del Senado radicó un derecho de petición a los ministerios para saber cuánto se gastan en gasolina los latos funcionarios del Estado.

Sumándose al llamado que en ese sentido ya había hecho el senador Luis Fernando Velasco, Benedetti señaló que “cada alto funcionario del Estado, bien sea que sea de la rama ejecutiva, legislativa o judicial, debe pagar su propia gasolina”.

“No entiendo porque el Estado debe pagarles la gasolina; estoy seguro que el 95% de los funcionarios utilizan los autos cuando van a fiestas, de la casa a la oficina, de la casa a la finca, y es mentira que hagan tanto en el carro que tengan que pagarles la gasolina”, aseguró.

¿Qué dijo Velasco?

El senador Luis Fernando Velasco dijo que debido a la “abusiva política del Ministerio de Minas y Energía” que decreta un precio “excesivo” de la gasolina basándose en el costo internacional del petróleo, se debe “prohibir a los altos funcionarios del Estado tanquear los carros oficiales con recursos públicos para que de esta manera ellos puedan evidenciar el costo de la gasolina que pagan los colombianos”.

Como ya he demostrado en los debates públicos en Colombia día a día asaltan a los ciudadanos cobrándoles una gasolina a más de cuatro dólares, cuando producirla vales menos de un dólar”, afirmó.