Clara López no permitirá “mano peluda” en erario de Bogotá

La alcaldesa busca acabar con la “estigmatización injusta” que recae sobre los servidores públicos de la Administración Distrital.

Este viernes durante la ‘firmatón ética’ entre funcionarios de la Alcaldía de Bogotá y los contratistas de la ciudad, la alcaldesa Clara López Obregón dio un sentido discurso con relación a esa estigmatización que ha sufrido el sector público en Bogotá por cuenta de quienes se han aprovechado de la confianza depositada y han metido su “mano peluda” en los recursos de la ciudad para hacer fiesta con éstos.

La burgomaestre dijo que está convencida que los bogotanos están equivocados al pensar que todas las personas que trabajan en la Alcaldía son unos aprovechados y unos vivos. “

Todos ustedes son gente digna, trabajadora y a quienes siempre la ética los guía en el servicio de sus semejantes. Queremos con este acto rectificar esa estigmatización injusta que recae sobre todo un gran conglomerado por los pecados de unos pocos. No más estigmatización, no más eso de que cualquiera que labora en la Alcaldía Mayor de Bogotá es un vivo, un aprovechado. No más, basta ya. Que hay vivos y aprovechados entre nosotros, tristemente sí, tenemos que decir que los hay, esas personas se han infiltrado y siempre buscan cómo infiltrarse a esta y a otras administraciones, pero esos pocos desafortunadamente hacen un gran daño. Pero de eso, hago este firme compromiso frente a ustedes mis queridos servidores públicos de Bogotá, no más. No lo vamos a permitir. Quien esté pensando en meter su mano peluda en el erario público, mejor que ni lo piense”.

López Obregón indicó que centrará su gestión durante estos meses en luchar por recuperar la confianza de los ciudadanos.

“Vamos a recuperar el sueño de la ciudad que queremos y continuaremos construyendo día a día en los siguientes meses de gobierno. Los ciudadanos merecen volver a soñar con esa ciudad que juntos estamos construyendo. La base para que todos volvamos a soñar está en la confianza y la credibilidad, que tenemos, la obligación de recuperar ante los ciudadanos, estos servidores públicos que somos, estos gobernantes que somos el gobierno de la ciudad, tenemos un principal compromiso, como lo dice el termino servidor público. Aquí en Bogotá se manda obedeciendo, obedeciendo al pueblo, obedeciendo a la ley, obedeciendo a la constitución y realizando los derechos de las clases más vulnerables, más débiles y de todos los ciudadanos de la capital de la República”, concluyó.