Clausurado colegio en Alemania por seis casos de 'E. coli'

El centro escolar permanecerá cerrado durante una semana.

La ola infecciosa por las bacterias E. coli enterohemorrágicas sigue sin retirarse del todo, cuando ya ha matado a 47 personas en Alemania. Las autoridades mantienen clausurado por una semana un colegio de primaria de Altenbeken, al oeste del país. Según sospechan los médicos, allí se contagiaron tres alumnos de 8 a 11 años con bacterias del serotipo O104:H4 y tres trabajadores de la cantina del centro. Es la agresiva variedad que provocó en mayo la alarma sanitaria en el norte de Alemania.


Unas 4.000 personas han sufrido ya infecciones de este tipo, de las cuales unas 850 han causado en los pacientes el síndrome urémico hemolítico (HUS, por su acrónimo inglés). Este puede provocar graves daños en los órganos internos, mortales en más del 5% de los casos. El número de nuevas infecciones ha disminuido sustancialmente en las últimas semanas.


Los directores del colegio dicen que el cierre se prolongará "profilácticamente" durante una semana, con la esperanza de que no se diagnostiquen nuevos contagios. Antes de enfermar a su anfitrión humano, las bacterias intestinales EHEC O104 necesitan un mínimo de 7 días de incubación.


Una nueva pieza conocida el miércoles complica todavía más el rompecabezas: un paciente de Suecia padece una infección por O104:H4 que nadie ha sido capaz de relacionar con Alemania. El sueco no ha pasado por Alemania ni ha mantenido contacto alguno con personas provenientes de este país. Los 53 suecos que hasta ahora habían enfermado habían pasado todos por el norte de Alemania. Las autoridades suecas barajan la posibilidad de una nueva fuente infecciosa en su propio país.


Por otro lado, según confirmó el miércoles el Instituto Federal de Evaluación de Riesgos (BFR), el brote de bacterias E. coli detectado recientemente en Francia es de la misma cepa que mantuvo en vilo a Alemania. En la región francesa de Burdeos se diagnosticaron 10 infecciones. Todos los pacientes habían comido brotes vegetales germinados. Por lo menos dos de ellas se debieron a la misma bacteria del brote alemán. Según los investigadores, se contagiaron tras comer semillas importadas de Reino Unido. Tanto en este país como en Holanda, las autoridades recomiendan ahora no consumir brotes vegetales germinados de ninguna procedencia.


Después de que se culpara infundadamente a tres pepinos andaluces de ser portadores de la agresiva bacteria, los investigadores alemanes llegaron a la conclusión de que el brote se extendió por el consumo de germinados de vegetales. Siguiendo los registros comerciales de una plantación de Baja Sajonia, los científicos dedujeron que sus productos germinados podrían haber actuado de multiplicadores para la infección. Sin embargo, ninguna de las más de 1.000 pruebas sacadas de dicha granja ha dado positivo en los análisis.


Entre tanto, Rusia se ha decidido a levantar paulatinamente el boicot a las hortalizas procedentes de la Unión Europea (UE). el miércoles, Moscú decidió aceptar verduras frescas procedentes de Bélgica y Países Bajos. El comisario de Sanidad y Consumidores de la UE, John Dalli, dijo el miércoles que "se espera que Rusia extienda la medida" a las hortalizas de otros países. Fuentes comunitarias insisten, sin embargo, en que España también "puede exportar" al mercado ruso, informa Europa Press. Una vez que Bruselas ha transmitido a Moscú la información detallada de los sistemas de certificación de los países europeos afectados por el veto inicial, "no debe haber ningún bloqueo en la frontera", han recalcado fuentes del departamento de Dalli. "Y no hay quejas (de exportadores españoles)", añaden.


Sin embargo, la ministra alemana de Agricultura, la socialcristiana bávara Ilse Aigner (CSU), declaró el miércoles que "nadie en la UE entiende la postura de Rusia".

Temas relacionados