Colombia, ad portas de una emergencia sanitaria

Héctor Zambrano, Secretario de Salud de Bogotá, llama la atención sobre la situación de la localidad de Fontibón, en donde este fin de semana se desbordó el sistema del alcantarillado.

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Tabla normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:"Tabla normal";
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:"";
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:"Calibri","sans-serif";
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:"Times New Roman";
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

¿Qué le espera a la ciudad en materia de salud por las inundaciones?

 

Yo diría que estamos ad portas de una emergencia sanitaria, pero no sólo en Bogotá, sino en todo el país. Ahorita estamos mirando las pérdidas materiales, pero cuando el agua baje será complicado. Ya hay expertos hablando de enfermedades como el dengue y la malaria por las aguas estancadas y la putrefacción.

 

En ese sentido, ¿cómo está la situación en la localidad de Fontibón?

 

Fontibón es en este momento un punto crítico, pues a diferencia del resto de la sabana, la inundación no es directamente por las aguas lluvias, sino por las negras residuales. Estamos hablando de una situación riesgosa. Por eso, la Secretaría está trabajando desde que comenzó el problema con jornadas de vacunación y repartición de tapabocas. Fumigar no se puede sino cuando el agua baje.

 

¿Y qué va a hacer el Acueducto para bombear esas aguas?

 

Hablé con la entidad. Ellos están mirando posibilidades de bombeo, incluso, con buzos. Lo que les voy a pedir es que expliquen con claridad cuál será su plan de trabajo.

 

¿La red pública hospitalaria si está preparada para atender una eventual emergencia?

 

Estamos en alerta amarilla y la idea es cumplirle a todo el que lo necesite. Hay planes de contingencia, aunque claramente está difícil. Por ejemplo, ya se registra un sobrecupo en instituciones, tanto públicas como privadas, de hasta 140%.

 

¿Qué zonas de la ciudad son más vulnerables a las enfermedades por el invierno?

 

Toda la ciudad y en esto quiero ser muy claro: absolutamente todos los problemas de salud que se presenten en la sabana por las inundaciones revientan en Bogotá.

 

¿De qué virus estaríamos hablando?

 

De uno llamado sincitial, que produce infecciones respiratorias agudas. De la influenza estacional y del adenovirus, que es muy agresivo sobre todo con los niños. También está el neumococo, que no es un virus, sino una infección. Por eso es tan importante aplicar las vacunas correspondientes.

 

Quienes se quieran vacunar, ¿a dónde deben acudir?

 

Pueden llamar a la línea 195, en donde les dirán las direcciones de nuestros 345 puntos de vacunación o ir a cualquier hospital público de primer nivel.

 

¿Qué otras medidas pueden tomar los ciudadanos en riesgo?

 

Estamos promoviendo el lavado de manos constante y el uso del tapabocas. La fumigación, insisto, por ahora no se puede. Hasta el momento, hemos vacunado a 12 mil abuelitos y 11.500 niños. Sólo en Fontibón tenemos cinco equipos de vacunación.

 


¿Cuáles son las cifras con las que cuenta la secretaría sobre enfermedades respiratorias?

 

El año pasado se presentaron 194 mil enfermedades respiratorias agudas. En 2011, en una sola semana, hemos podido registrar 12 mil. Por mortalidad infantil llevamos 16 casos.