Colombia: destino médico

Empresarios de la salud de Estados Unidos visitaron hospitales y clínicas en varias ciudades de Colombia. El objetivo: crear alianzas con representantes locales y de esa forma ofrecer tratamientos y cirugías a sus clientes internacionales.

Tan pronto entró al quirófano, Jacqueline Madrigal comenzó a tomar nota. De los contratos, de las instalaciones, de los equipos médicos, de los tratamientos, de los costos. Pero, sobre todo, del perfil de los profesionales que, en el futuro, atenderían a sus propios clientes. “Aquí los doctores hablan inglés. Es un punto importante para nosotros”, dice la representante de Planet Hospital, red que en EE.UU. presta servicios médicos a quienes no cuentan con seguro médico.

Ella formó parte de la misión de empresarios estadounidenses que visitó hace dos semanas los hospitales y clínicas de cuatro ciudades colombianas para establecer alianzas y ampliar su oferta de servicios en ese mercado. “El objetivo de este viaje era permitirles ver, conocer y vivir la experiencia en las diferentes ciudades donde eventualmente estarán sus pacientes”, comenta María Claudia Lacouture, presidenta de Proexport, entidad que, ante la buena reputación de la medicina nacional, ha coordinado otras cuatro visitas en el pasado.

Para la Organización Mundial de la Salud, actualmente el país es el primero de América Latina en la prestación de servicios médicos y el número 22 del mundo. Esa es la calidad que empresas como Planet Hospital, Meridian Healthcare Options, Mexicali Healthcare, Fonemed y American Apparel buscan ofrecerles a sus clientes. “Algunos de los hospitales que visité ya tienen convenios con aseguradoras de EE.UU. y conocen los contratos”, destaca Madrigal.

Otra de las razones, quizás una de las de mayor peso, es el ahorro para sus pacientes. “Una cirugía de bypass gástrico en EE.UU. cuesta US$14.000. Nosotros podríamos ofrecerla en Colombia por US$7.000”, añade.

“La oferta que encuentran los extranjeros en Colombia es variada. Los servicios más requeridos son cardiología, tratamientos de cáncer, oftalmología, ortopedia, odontología, exámenes médicos integrales y cirugía plástica”, explica Lacouture.

Por otro lado, cerca del 70% de los clientes que atiende la firma de Madrigal son latinos, quienes, frente a los altos costos, prefieren una opción no sólo más barata, sino que les garantice una recuperación óptima. Exigencias fundamentales si se tiene en cuenta que estas firmas buscan las mismas oportunidades en países como India y Corea del Sur.

“La comunicación, la cultura y la comida serán más fáciles en Colombia. Mientras Corea e India tienen una tecnología muy avanzada, no manejan el mismo alfabeto, la comida es completamente diferente y su trato para con los pacientes es distante y frío”, comenta Madrigal, y destaca la preparación académica y humana tanto de los médicos como de las enfermeras colombianas: “Aquí la gente es muy humilde y se esfuerza por hacerte sentir cómodo”.

Es así como, para tomar su decisión, los pacientes recibirían toda la información relacionada con la institución en la que se tratarán, así como el currículo detallado del especialista. Comprarían un paquete que incluiría tiquetes, alojamiento y un seguro que los cubriría durante la recuperación.

Se trata de una alianza que, de funcionar, podría expandirse hacia otro tipo de servicios, pues estas firmas estarían dispuestas a ofrecer paquetes especiales —que incluirían chequeos o cirugías plásticas— a altos ejecutivos estadounidenses.

 

últimas noticias