Colombia envejece

Según el DANE, en 2050 la población mayor de 60 años se duplicará y llegará al 22%.

Cuando en octubre de este año nazca el individuo número siete mil millones del planeta, los habitantes de Colombia sumarán 46,2 millones. Si se mira hacia un futuro más lejano en este país, se podría decir, por ejemplo, que para 2050 la población mayor de 60 años se duplicará y representará el 22% del total de los colombianos. Para ese momento en el mundo una de cada cinco personas tendrá sesenta años o más. El envejecimiento poblacional será una consecuencia inevitable del descenso sostenido que ha tenido la fecundidad y la mortalidad en el planeta.

Pero falta todavía un tiempo para llegar a ese escenario. Un período que los expertos denominan “bono demográfico o ventana de oportunidades”, según explicó ayer el director del DANE, Jorge Bustamante, durante la celebración del Día Mundial de la Población. En este período la población económicamente activa seguirá creciendo o permanecerá estable, generando recursos económicos para atender las necesidades o mejorar la calidad de vida de los colombianos.

Luego de esta etapa, que se estima irá hasta el año 2023, empezará a sentirse el efecto del envejecimiento y el estancamiento de la producción. Vendrán entonces momento difíciles si no se toman medidas inmediatas, teniendo en cuando que, como dice Bustamante, “el país no ha hecho las previsiones necesarias en seguridad social y el mejoramiento de la calidad de vida de los adultos mayores”. Basta sólo un dato para ejemplificar esta problemática: actualmente sólo el 20,4% de los mayores de 65 años cuentan con una pensión de jubilación.

¿Se deberá pensar entonces en una reforma pensional? Bustamante no se atreve a dar una respuesta directa, sólo se anima a decir que es necesario mirar con cuidado los fondos de pensiones y los ahorros que se lograrán durante estos 12 años de “bono demográfico”, para no sufrir un colapso cuando se acabe este período de gracia.

¿Qué más significará la llegada del ciudadano número siete mil millones del mundo? “Un enorme desafío desde el punto de vista de la planeación, del manejo de los recursos y del replanteamiento del devenir económico y social de todos los países del mundo”, dice Bustamante. Y quizás uno de los mayores desafíos sea el uso del espacio, como lo plantea Tania Patriota, representante del Fondo de Población de las Naciones Unidas en el país. “Si pusiéramos a todos los colombianos hombro con hombro cabrían en un espacio como el que ocupa la localidad de Suba (en Bogotá). Eso demuestra que el problema en este país no es de espacio, sino de uso de la tierra”.

Y estas son las cuentas del DANE: en 1950 los residentes en las áreas urbanas sumaban sólo un 38% de la población. Hoy este patrón se ha revertido: en las cabeceras municipales reside el 78%  y para 2050 ese porcentaje será cercano al 90%. “Esto no sólo tiene serias implicaciones por la demanda de bienes y servicios urbanos, si no que también va en detrimento de la calidad de vida de la población”, advierte Jorge Bustamante.

últimas noticias

El café y las montañas