Colombia revela su alma cultural en festival de la Institución Smithsonian

Busca mostrar que es un país mucho más que el estereotipado mundo de las drogas, la guerrilla y la violencia.

El extenso terreno del "Mall" en Washington es, desde hoy, un complejo laboratorio en el que Colombia hace gala de su acervo cultural para mostrar que es mucho más que el estereotipado mundo de las drogas, la guerrilla y la violencia.

Colombia figura, como país invitado, en el escaparate del Festival Folklife que la prestigiosa Institución Smithsonian realiza desde hace 45 años con diversos países y regiones.

Este año, hasta el próximo 11 de julio y bajo el lema "La Naturaleza de la Cultura", la institución apostó por la riqueza y diversidad biológica y cultural de Colombia.

Es un codiciado puesto para el negocio de la nostalgia: cada año el festival atrae a más de un millón y medio de turistas que, billetera en mano, buscan empaparse de cultura.

"Es un momento muy importante, además de las razones políticas clave para Colombia, tener esta vitrina en Washington. Como músico, para mí es un honor estar acá y poder compartir este momento con todos los colombianos", dijo a Efe el cantautor Juan Fernando Fonseca.

"Los años cada vez nos dan más la razón de que lo que hay en Colombia es gente buena. La música y el deporte y otras cosas han ido contrarrestando esa mala fama y ahí vamos, hay que seguir trabajando" para combatir la imagen negativa, agregó.

La ministra de Cultura de Colombia, Mariana Garcés, dijo a Efe que "estar en el Smithsonian es un gran orgullo nacional y es la culminación de un proceso que se inició hace tres años".

"El Smithsonian ha sido muy generoso con nosotros (...) por eso podemos estar aquí, con lo mejor de nuestra tierra, mostrando seis ecosistemas que atraviesan el país, que confluyen en las grandes ciudades de nuestro país", observó.

El centenar de participantes, entre músicos, artesanos, floristas, cocineros, caficultores, pescadores, agricultores y tejedores, tendrán diez días para cumplir una misión única: mostrar la riqueza de sus ecosistemas.

Así, los visitantes del "Mall" podrán recorrer los singulares paisajes que ofrece el altiplano, el eje cafetero, los bosques húmedos del Pacífico, la depresión momposina, la llanura del suroeste, y la selva tropical del Amazonas.

Otro paseo incluye parte de una zona urbana de ciudades como Bogotá, Medellín y Cali.

El "Mall" será escenario del famoso "Yipao", el maloquero del Amazonas, los gaiteros de Mompós y las cantadoras del Pacífico, reforzando la idea implícita del festival de que la cultura es una potente arma de la diplomacia.

También habrá talladores de tagua, joyeros, arrieros, alfareros y bailadores, entre las numerosas muestras.

Entre los artistas invitados a Washington están una artesana de Ráquira (Boyacá) que realiza esculturas religiosas totalmente a mano con arcilla, y otro artesano del Quibdó (Chocó), que hace peces en madera y en balso.

Las demostraciones en vivo de los oficios y saberes tradicionales permitirán que el público aprenda a hacer arepas, baile los cadenciosos ritmos de la salsa, vea la fabricación de instrumentos musicales o el uso de la guadua en las construcciones.

"La guadua es un material tradicional en Colombia, y la idea de estas estructuras era hacer un trabajo contemporáneo y expresar la naturaleza del país", dijo a Efe Simón Hosie, encargado de la parte arquitectónica de la muestra.

El arquitecto, de 36 años, elaboró una estructura de bambú y hierro, de unos 14 metros de altura, inspirada en el barrio popular "El Paraíso", en Ciudad Bolívar.

Esa estructura evoca los entornos de los barrios urbanos marginales en Bogotá, con casas pintadas en brillantes colores y letreros en sus fachadas con mala ortografía, que a nadie parece molestar.

"La estructura documenta las actividades que nutren a las ciudades latinoamericanas", resumió.

No podía faltar Juan Valdez, cuya imagen ha dado la vuelta al mundo y ha logrado millonarias ventas del café colombiano.

Todo esto a unos cuantos pasos del Congreso estadounidense, que inicia hoy el trámite de la eventual votación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Colombia, que permitiría aumentar la exportación de sus productos culturales a EE.UU..

El festival incluirá además música "rhythm and blues" y una muestra sobre el 50 aniversario de los Cuerpos de paz de EE.UU..

Temas relacionados