Comerciantes piden solución a manifestaciones en la Puerta del Sol

Se retiraron pancartas de las vitrinas de pequeños comercios.

El presidente de la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM) y de la Cámara de Comercio, Arturo Fernández, envió al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, una carta donde expresa la preocupación que ha generado en muchos comerciantes la acampada de protesta del llamado "Movimiento 15-M" en la Puerta del Sol.


En la carta, el empresario instó al ministro a "considerar encarecidamente la urgente necesidad de resolver esta prolongada y anómala situación" en la emblemática plaza madrileña, epicentro de las protestas que se han venido produciendo desde el pasado 15 de mayo en ciudades de todo el país.


Fernández propone "resolver la situación" con los mecanismos del Estado de Derecho, "sin menoscabo del libre y responsable ejercicio de los derechos y libertades de expresión, reunión y manifestación que la Constitución garantiza a todos los ciudadanos españoles".


Los empresarios de Madrid califican esta situación de "insostenible" para el comercio de la zona en general, cuyas ventas se han reducido en más de un 80 %, y para el pequeño comercio en particular, según informó la CEIM.


Los comerciantes de la zona -alegan los empresarios- "se ven impedidos de ejercer sus derechos y abocados a ver bloqueados los accesos a las tiendas".


Por su parte, los acampados en Sol acordaron en asamblea retirar los carteles de las fachadas de los pequeños comercios ante la protesta de los comerciantes de la zona por el uso de sus escaparates como soporte de las pancartas reivindicativas que se exhiben en la Puerta de Sol desde el pasado 15 de mayo.


"Nosotros y las cuatrocientas ciudades que nos apoyan somos la pancarta", dijo uno de los portavoces de la asamblea.


"Muchos de los carteles que hay aquí han dado la vuelta al mundo", subrayado otro de los participantes en la asamblea, que comparó el valor simbólico de estos con los grafiti de protesta en el Muro de Berlín.


Por otro lado, el diputado de Izquierda Unida (IU) Gaspar Llamazares señaló hoy que el "Movimiento 15-M" es una iniciativa "buena" para la sociedad y para la izquierda, que debe cambiar si quiere representar a esos ciudadanos que aún siguen acampados en varias ciudades de España.


Llamazares cree necesario parar la "desafección política" de esos sectores más jóvenes, cuyo movimiento de protesta empezó el pasado 15 de mayo para reclamar una regeneración democrática y un cambio de modelo económico que ha llevado a la crisis que vive España.


El "Movimiento 15-M", que la semana pasada sacó a la calle a miles de personas que acamparon en plazas de todo el país, marcaron la recta final de la campaña electoral que desembocó en los comicios municipales y autonómicos del domingo.


Muchos "indignados" han hecho oídos sordos al triunfo del opositor Partido Popular (PP, centroderecha) en las elecciones y siguen movilizados en algunas ciudades

Temas relacionados

 

últimas noticias