Compra de votos amenaza elecciones

Cabildantes aseguran que Ciudad Bolívar y Kennedy son las localidades más propensas a irregularidades .

La compra de votos y de líderes locales son las principales amenazas contra las elecciones. Así lo evidencío la más reciente encuesta de concejales adelantada por la Misión de Observación Electoral (MOE), Cifras y Conceptos y Bogotá Cómo Vamos, que señala además que Ciudad Bolívar, Bosa y Kennedy son las localidades más propicias para estas prácticas. Usaquén, Tunjuelito y Santa Fe serían las menos vulnerables.

Los resultados del estudio, se presentan justo en momentos en que la opinión pública cuestiona que el Concejo nunca haya denunciado el llamado carrusel de la contratación, y cuando se empieza a sentir la tensión en los pasillos del cabildo por cuenta de los rumores acerca de posibles investigaciones judiciales a sus miembros.

Otro de los hallazgos fue que para los gastos de campaña los concejales dicen preferir sus propios recursos, seguidos por los créditos bancarios y los apoyos familiares, que en su mayoría son invertidos en reuniones (27%) y en transporte (8%). El 79% de los concejales no está de acuerdo con la eliminación del voto preferente y el 56% avala que los organismos de control sean dirigidos por la oposición.

El suspendido alcalde Samuel Moreno no salió muy bien librado en el sondeo. El 47% de los concejales calificó como negativa su labor en movilidad y más de la mitad también desaprobó los resultados en temas de cultura ciudadana. En cuanto a la seguridad -uno de los temas que más preocupan a la ciudad- sólo el 5% estuvo de acuerdo con su gestión. El 40% de los encuestados manifestaron además su desacuerdo con la reelección de alcaldes.

El sondeo, en el que participaron 43 de los 45 cabildantes— revela, entre otras cosas, que sólo para el 8% de los concejales, el tema de la corrupción fue el más importante en los debates de control político, resultado que de alguna manera da la razón a los que creen que a la corporación le faltaron dientes frente a la evidente avalancha de corrupción que se venía sobre la ciudad.